16 octubre 2019
  • Hola

Alerta en Macotera por el lamentable estado en el que se encuentra su plaza de toros

Humedades, filtraciones de agua, grietas en paredes y muros y maderas del ruedo agujereadas y podridas son tan sólo algunos de los graves problemas del coso

10 abr 2019 / 16:27 H.

La plaza de toros de Macotera, inaugurada en el mes de junio del año 1999, presenta dos décadas después importantes problemas entre los que destacan humedades, filtraciones de agua, grietas en paredes y muros y maderas del ruedo agujereadas y podridas.

Los responsables municipales han alertado de la situación actual del coso macoterano poniendo de manifiesto la urgente necesidad de intervenir en él. El alcalde, Francisco Blázquez, de Vecinos por Macotera, tras confirmar que dejará el cargo y no se presentará a la reelección explicó que “yo me voy en un par de meses pero está claro que hay que tomar medidas para arreglar la plaza antes que sea demasiado tarde o pueda ocurrir una desgracia porque, por ejemplo, tal y como están las tablas del ruedo un toro las rompe y se mete en el callejón”, señaló.

Las filtraciones de agua desde los tendidos al interior afectan gravemente a muros y pilares que los sustentan y convierten los pasillos en auténticas piscinas en los días de lluvia intensa. “Hemos analizado la situación con técnicos y empresas especializadas y nos comentaron la posibilidad de desmontar una parte del tendido para impermeabilizar la base y ver si daba resultado antes de seguir con el resto pero es una intervención que requiere muchos miles de euros”, añadió el regidor. Precisamente las humedades llegan, también, hasta los aseos donde parte de los falsos techos de escayola ha caído sobre los lavabos y el resto de cascotes han quedado en el suelo.

Una de las paredes de la plaza, afectada también por la humedad, preocupa especialmente por las grietas que han aparecido en ella y la progresiva inclinación hacia el exterior que va teniendo. “Se han puesto varios testigos de yeso en las grietas para ver si se siguen abriendo y es evidente que sí”, explicó.

“Está abandonado, lleva 20 años y es lastimoso cómo está, no se le ha prestado atención, es un dineral lo que se necesita aquí y el Ayuntamiento no puede hacerse cargo de ello. Esto sólo se veía los tres días de las fiestas de San Roque y es lo que tenemos, a ver qué hacemos aquí”, añadió Blázquez. “Esto no es cuestión de los dos años que llevamos nosotros gobernando sino que el abandono viene de mucho tiempo atrás”, dijo el alcalde.

“El arquitecto del Ayuntamiento no se ha atrevido ni a dar una valoración económica de lo que puede costar arreglar la plaza y habrá que pedir ayudas porque es evidente que el Ayuntamiento en solitario no puede asumirlo”, afirmó. Los responsables municipales confían, además, en que al menos la plaza se siga dando de paso para los festejos taurinos de agosto.