29 enero 2022
  • Hola

Alcaldes “hartos” de las cartas para cambiar los nombres franquistas

Los municipios que mantienen la nomenclatura relativa a la dictadura reciben continuas misivas de la Dirección General para la Memoria Histórica

11 ene 2022 / 18:09 H.
Ver Comentarios

Los municipios que se vieron afectados en los últimos años por la Ley de la Memoria Histórica y a los que se reclamaba el cambio de nombre de las calles que mantenían nomenclatura de reminiscencia franquista han recibido constantes cartas desde la Dirección General para la Memoria Histórica sobre este punto y su cumplimiento. En algunos casos los cambios se hicieron en bloque, como el de la localidad de Canillas de Abajo, que en enero de 2019 modificó el nombre de hasta siete calles.

La adaptación progresiva que se fue haciendo en la mayoría de pueblos de la provincia hizo que estas cartas llegasen ‘tarde’ puesto que el acatamiento de la norma y el cambio de denominación de las calles se había llevado a cabo tiempo atrás.

Así ocurrió en abril de 2019 cuanto llegó una remesa de este tipo de cartas a un total de 36 municipios cuando en más de una veintena de ellos el cambio estaba realizado y comunicado al Ministerio de Justicia, incluso dos años antes de recibir la misiva. Un ejemplo de esta situación es el que han vivido en la localidad de Calvarrasa de Abajo a la que se requirió el cambio incluso “a posteriori de la comunicación al Ministerio en un par de ocasiones”, relata el regidor Marcelino Mateos: “Estamos hartos de esas cartas. Le contestamos desde la secretaría del Ayuntamiento diciéndoles los cambios pero parece que no se han dado por enterados”, protesta el regidor.

En Calvarrasa de Abajo las vías sobre las que se pedía el cambio están ubicadas en la pedanía de Amatos y desde hace varios años ya tienen cambiado su nombre. Estas nuevas denominaciones de los viales han transformado, por ejemplo, la calle Generalísimo en calle Agricultores.

En algunos casos tras cumplir con esta normativa lo que faltaba era la comunicación a otros organismos como el Catastro o el INE.

Uno de los casos más llamativos fue el de Pajares de la Laguna, donde en 2013 el 70% de las calles tuvieron que cambiar su nombre para adaptarse a la ley de la Memoria Histórica. El callejero resultante retomó los nombres que las calles tenían antes de 1937 tras investigarse las denominaciones que tenían gracias a las actas de nacimiento de los vecinos en las que venía apuntado el dato. Años después, en noviembre de 2018, se dio luz verde al cambio de las calles Calvo Sotelo y Salas Pombo tras haber dimitido su alcalde, meses antes, tras una amarga polémica política con Pío García Escudero.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png