14 diciembre 2019
  • Hola

Abrir el grifo será un poco más caro en varias localidades salmantinas

Ayuntamientos como Doñinos y Villamayor se han visto obligados a incrementar la tasa del agua, aunque siguen asumiendo la mayor parte del coste del servicio

16 nov 2019 / 22:30 H.

Aunque la tendencia generalizada es la de actualizar los recibos a la baja hay algunos servicios que debido al elevado coste que suponen para los ayuntamientos deben repercutir de alguna forma en el bolsillo de los ciudadanos para aliviar el peso que generan en las arcas municipales.

Es el caso de la tasa de agua, uno de los principales impuestos locales, que sí se ha sometido en muchos casos a subida ya que de no ser así seguiría aumentando el déficit que supone para los municipios. De cualquier manera, y aunque los vecinos sí vean que el recibo ha variado, el incremento es mínimo en proporción al coste real del servicio.

Así ha sucedido en Villamayor de Armuña o en Doñinos de Salamanca, donde se ha tenido que subir la tasa para evitar el desfase entre el coste del servicio y lo que se cobraba a los vecinos. En Doñinos la subida de la tasa de agua aprobada por el Consistorio supondrá un 25% más aproximadamente, que será unos 9 euros más al año distribuidos en dos semestres de 4,80 euros, aunque no se hará efectiva para los contribuyentes hasta el recibo del segundo semestre de 2020.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más