Los ayuntamientos huyen de un nuevo Plan E y no malgastarán el superávit

Los consistorios optan principalmente por pavimentar calles y mejorar las redes de abastecimiento | Aceleran para tener las obras listas este año, ya que en 2019 hay elecciones

12.07.2018 | 11:39
La localidad santamartina ha aprobado una modificación de crédito para destinar parte del remanente a renovar pavimentación de calles y redes.

La mejora de la economía ya se siente en las arcas de los principales ayuntamientos de la provincia, pero sin embargo los consistorios, escarmentados de despilfarros de tiempos pretéritos han optado por reinvertir el superávit del presupuesto de 2017 en mejorar los servicios básicos de los habitantes de los pueblos.

Con la entrada en vigor de las cuentas generales del Estado para 2018, los ayuntamientos pueden utilizar el superávit del pasado ejercicio sin condiciones y lo harán evitando que esta concesión del Gobierno convierta la situación en un nuevo Plan E. cuando se realizaron obras faraónicas que eran innecesarias.

En el alfoz de la capital, Santa Marta cuenta con un remanente de 1,2 millones, de los que recientemente ha aprobado una modificación de crédito por valor de 912.449 euros que destinará para acometer la pavimentación de calles y la renovación de la red de abastecimiento de agua, además de mejoras de dotaciones deportivas.

Carbajosa cerró el ejercicio 2017 con un superávit de 650.000 euros y ante la duda de si saldría esta nueva normativa, el Ayuntamiento ha dado un paso previo con la aprobación de una modificación de crédito de 532.316 euros para renovación de instalaciones deportivas, parques infantiles y asfaltado de las calles en peor estado. Aunque si se pudiera utilizar algo más, lo estudiarían para incluir alguna pequeña actuación que pueda quedar pendiente.

Por su parte, Aldeatejada tienen 700.000 euros de superávit, pero todavía no tiene decididos los proyectos en los que lo invertirá, aunque el alcalde, Herminio Velasco, afirma que su idea es mejorar la imagen del jardín de acceso, las zonas verdes y la salida del municipio. En el caso de Castellanos, con 300.000 euros de superávit, el alcalde, Ángel Molina, asegura que la obra del edificio multiusos ya se está afrontando con parte de ese superávit y estudiará si se puede utilizar más para realizar alguna otra infraestructura de interés para el municipio.

Ciudad Rodrigo cerró el ejercicio 2017 con un superávit de 800.000 euros lo que sitúa el remanente de tesorería en poco menos de 3,5 millones de euros, fondos con los que el equipo de Gobierno tiene la intención de invertir en la mejora de eficiencia energética, pavimentación y sustitución del alcantarillado y mejora general de instalaciones municipales.

En Peñaranda de Bracamonte el remanente de tesorería positivo del pasado ejercicio presupuestario fue de cerca de 193.000 euros y según adelantó la alcaldesa, Carmen Ávila, dicha cantidad se destinará a inversiones y a amortización de préstamos. Otros pueblos de la comarca con superávit económico como Babilafuente, con unos 250.000 y Cantalpino, con cerca de 90.000 euros lo emplearán en pavimentaciones y renovación de redes.

El Ayuntamiento de Candelario cuenta, en la actualidad, con un superávit superior a los 69.000 euros que, en principio, irán destinados al proyecto de la residencia. El equipo de Gobierno ha decidido iniciar los trámites para que la villa recupere el servicio de residencia tras de varios años cerrada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente

 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad