EN DIRECTO
MUNDIAL | Min.53 | España 1 - Marruecos 1 | Tibia España en ataque
EL TIEMPO

La huella de la borrasca 'Gisele' en la provincia: ríos desbordados, carriles anegados y destrozos

Protección Civil recomienda asegurar puertas, ventanas y todos aquellos objetos que puedan caer a la vía pública por efecto del fuerte viento

14.03.2018 | 18:05
La carretera de San Miguel sufrió corrimientos y caída de piedras como consecuencia de la intensa lluvia.
Las intensas lluvias de las últimas semanas han llenado los campos de la provincia, sobre todo en las sierras del sureste que la tierra no admite más agua y toda la que este miércoles cayó inundó calles, caminos y carreteras, fundamentalmente en la zona de Béjar.

La fuerza de la lluvia al mediodía hizo crecer de nuevo los cauces de los ríos y arroyos y convirtió los prados de zonas llanas como el Sangusín en verdaderas lagunas hasta el punto de que el agua llegó a rebosar en varias carreteras de diferentes titularidad. Así, los conductores tuvieron dificultades en la SA-220 en la conocida como recta del Sangusín, así como en los accesos a las carreteras de Valdefuentes de Sangusín y La Calzada de Béjar. También la carretera de Béjar a Fuentebuena quedó anegada por la crecida de los arroyos hasta en tres puntos diferentes y llegó a provocar problemas en algunos vehículos.

La acumulación de agua se dejó notar también en la Autovía de la Plata hasta el punto de anegar un tramo a la altura de Sorihuela en el kilómetro 402 en sentido sur. Hubo también una salida de vía en el puerto de Vallejera, así como inundaciones en el camino del Sitio Histórico de Arapiles, en Anaya de Alba, la zona de Pizarral o en el Camino Natural de la Vía de la Plata, entre otros.

Llamativo fue también el caso de Béjar, donde la SA-220 de Béjar a Ciudad Rodrigo sufrió un nuevo desprendimiento de piedras  a la altura de la carretera hacia San Albín. Se trata del quinto en un mes y que pone de manifiesto la peligrosidad de una carretera muy transitada ya que se trata de un tramo de apenas dos kilómetros y medio, que es donde se concentran los mayores problemas. 


 
No fue, sin embargo, la única vía de la provincia que sufrió los efectos de las avenidas de tierra y piedras, ya que la localidad de Valero, tanto por la carretera de San Miguel como por la de los puentes del Alagón, sufrió también corrimientos y caída de piedras como consecuencia de la intensa lluvia y de la presión que ejerce la tierra mojada después de tantos días de precipitaciones. 

Inundaciones en San Miguel de Valero. Foto: TEL

Ante esta situación, Protección Civil recomienda asegurar puertas, ventanas y todos aquellos objetos que puedan caer a la vía pública por efecto del fuerte viento, y alejarse de cornisas, árboles, muros, edificaciones en construcción o grúas. En carretera, aconseja extremar la precaución en la salida de túneles, adelantamientos y cruce con vehículos pesados en vías de doble sentido, y prestar atención ante la posible presencia de obstáculos en la carretera.

Destrozos en Puente del Congosto. Foto: TEL

Río Alagón a su paso por San Esteban de la Sierra. Foto: TEL

En la capital, a partir del viernes, las temperaturas caen varios grados y oscilarán entre los 0 y 7 grados durante el fin de semana con precipitaciones hasta el sábado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente

 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad