LIGA FEMENINA

El Avenida, único invicto de la competición tras vencer al Gernika (78-71)

Las salmantinas lograron un trabajado triunfo en un partido muy serio

08.12.2018 | 20:27
Laura Gil conduce el balón ante Pascua. | Morgan

A la presentación de los rosters de los dos conjuntos invictos antes de disputarse esta jornada 9 de la Liga Femenina [Perfumerías Avenida y Lointek Gernika] le siguió la música de la 'Marcha Imperial' –la de Darth Vader– a modo de ¿declaración de intenciones? del conjunto de Würzburg. Nada más lejos de la realidad. El partidito (para, eso sí, ser ya las únicas imbatidas de toda la Liga) se las trajo. A la música ambiente respondió el conjunto vasco a base de aplaudidores en la grada –unos 20 seguidores del Gernika en la cancha charra– y la canasta, tras el balón al aire, de Roundtree. Elonu, desde el exterior, vino a dibujar en un abrir y cerrar de ojo lo que fue, luego el partido. El triple para arrebatarle la ventaja en el marcador. El equipo vasco como que quiso responderle al Avenida planteando un toma y daca que no duraría mucho; otro triple del Avenida, ahora de Eldebrink, y el dominio total y absoluto de Robinson en las dos canastas le entregaron al Avenida un colchón de puntitos, que se elevó hasta los 6 en su versión más ampliada. Gil había recuperado y corrido a puro esprint hacia la bandeja para lograrlo. Al cuarto le quedaban cuatro minutos y el Avenida ahí se le fundieron los plomos en ataque durante dos largos minutos; como el Gernika pasó por el mismo bache el partido se enredó en los fallos. Un triple de Gwathmey vino a romper el "uy", aquí [por la canasta del Avenida] y las palmas allá [en la del Gernika]. El mismo enredo que con los fallos vino, luego, pero con acierto en el correcalles. Al Avenida no le vino nada bien y acabó el cuarto tan solo mandando por tres puntos: 19-15, concluyó el primer acto.

Lino López rotó a saco en el arranque del segundo cuarto: todas, salvo Silvia Domínguez. Erika de Souza, Givens, Putnina y Arrojo a la cancha. La canasta de De Souza deletreada en un tic (reverso), tac (a dentro) no tuvo continuidad. La falta de contundencia en la pintura llevó al Gernika a recortar puntos de manera machacona hasta que antes de superar el ecuador del segundo cuarto volvió a ponerse por delante en el tanteador (27-28). El enfado de Würzburg por el triple de Dietrick fue mayúsculo. No por la falta de intensidad defendiendo del conjunto de Lino López, sino porque la jugadora del Gernika se abrió hueco por lo criminal: de un codazo salió Asurmendi (que había suplido apenas un minuto antes de a Domínguez) rebotada y con las manos en la cara dolorida. El triple valió. Al Avenida de la rotación el golpe le dolió en el alma y puso la maquinaria en funcionamiento para cortar de raíz el dominio vasco. Canastas fáciles desde el poste alto de Gil, Arrojo y Givens para elevar la diferencia a los seis puntos de ventaja, como en los mejores pasajes del primer periodo: 36-30, con dos minutos por delante. La mezcla de quintetos elevó al Avenida en el marcador hasta lograr la máxima renta del partido sobre el Gernika (8 puntos): 43-35, tras una canasta de Eldebrink y, a renglón seguido tras recuperación, una acción de tiralíneas que mató en suspensión Givens. Unas palmas unánimes de Würzburg envolvieron a modo de cierre la reacción charra final.

El comienzo del tercer periodo se le atragantó pero bien al Perfumerías Avenida; la ventaja dilapidada [llegó a ser de diez, tras canasta inicial de Elonu] en un abrir y cerrar de ojos. El acierto en el lanzamiento desde el exterior vino a dar el empujón necesario al Lointek Gernika: primero fue Dietrick, y después la torre Berezhynsk las que lo vieron claro desde el perímetro. Los escasos seis puntos anotados por parte del Avenida suturaron las dudas del conjunto de Mario López surgidas en el último tramo del segundo periodo. Llegadas las tablas de nuevo en el tanteador, el Lointek Gernika se propuso dar un paso más: el de mandar por tercera vez en el partido, y lo logró. 53-54 (a falta de dos minutos) decía el marcador previa canasta fácil, bajo el aro, de Vanderwal. Como en las dos veces anteriores, el Avenida volvió a apretar los dientes para que esa ventaja quedara en agua de borrajas. Silvia y Elonu tomaron las riendas para, por lo menos, acabar el tercer acto con una mínima ventaja: 58-57.

Las palmas a coro lanzaron el último periodo: "Alé, alé, alé€". Elonu siguió el impulso de la grada de Würzburg al pie de la letra: la finta y la canasta de dos desde el poste alto, y, a continuación, un triple desde el último reducto de cancha. Cinco puntos para establecer un colchón que se elevaría hasta los doce (máxima renta de todo el partido). En este cuatro el Avenida sí utilizó la 'Marcha Imperial': fue puro Darth Vader para el Gernika que apenas ya pudo plantarle batalla . El Avenida certificó su noveno triunfo seguido y endosó, además, la primera derrota a las invictas vascas con un 78-71 en el marcador.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente


 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad