04 octubre 2022
  • Hola

Vox prioriza la polémica

12 ago 2022 / 03:00 H.

    Cuando Fernández Mañueco apretó el botón del pánico para convocar elecciones autonómicas lo hizo movido por el efecto Ayuso que meses antes había conseguido apartar a la Izquierda de cualquier opción de Gobierno en la Comunidad de Madrid. En aquellos momentos Génova era un auténtico disparate y al salmantino le metieron los perros en danza para que rompiera el pacto con Igea y se lanzara a por la mayoría absoluta. Con los resultados de las urnas aún calientes, la misma noche electoral, ya se sabía que la equivocación de aquella decisión traería consecuencias, principalmente para el propio Mañueco. Había roto con Francisco Igea y Verónica Casado, seguramente agotado psicológicamente, para pactar con el diablo. Para tener que llegar a acuerdos de Gobierno con una panda de niñatos que aquel domingo de madrugada vociferaban consignas contra el PP cargados de rencor. Eso lo cuento porque lo viví con otros compañeros de prensa que quedaron tan estupefactos y preocupados como yo. Aquel 13 de febrero quedó patente que a los salmantinos, como al resto de habitantes de la Castilla y León, les esperaba una etapa en la que la Región no iba a estar tranquila.

    Se puede debatir si Mañueco, conocedor de la locura del populismo, debería haber lanzado un órdago y haber puesto a un presidente de las Cortes del PP dejando así la pelota en el tejado del PSOE a la hora de conformar Gobierno, pero lo más cómodo y lo que en aquellos tiempos le pedía el cuerpo y la situación caótica del PP nacional, con Casado y Egea de salida y el gallego sin asentarse aún en Madrid, era seguir al frente de la Junta con la mochila de explosivos que era Vox. Esa pirotecnia, que comenzó con petardos, hace ya un ruido ensordecedor que impide escuchar la labor de Gobierno desempeñada con ambición en muchas parcelas.

    García-Gallardo tuvo la osadía de convertirse en vicepresidente de la Junta de Castilla y León como el dueño del cortijo, sin un papel de gestión relevante y dedicado en exclusiva a controlar a sus tres consejeros, transmitiendo así las órdenes que le llegan desde Madrid. Lanzó una serie de globos sonda, se cargó el diálogo social, nos habló de la importancia de tener sexo exclusivamente con una finalidad reproductiva y se atrevió a pasarse por el arco del triunfo a Mañueco para anunciar las medidas contra los incendios que se pondrían en marcha desde las consejerías que comanda su formación, confundiendo así su partido con el Gobierno, algo gravísimo en democracia. Pues bien, la última de los elegidos de Abascal ha sido montar otro escándalo eliminando la prioridad de las mujeres para acceder a las ayudas que se conceden desde el departamento de Agricultura. En cambio, tal y como destapaba ayer LA GACETA, sí se mantienen otras prioridades para obtener estas subvenciones. Estas decisiones, tomadas desde Vox sin que el PP tuviera conocimiento alguno, vienen a demostrar la ignorancia de esta formación en su afán por gobernar el campo. ¿Qué necesidad hay de cambiar lo que ha funcionado como la seda en los últimos años? Esta equivocación de Gerardo Dueñas será secundada por los otros dos consejeros de Vox: Veganzones y Santonja. Si errática es la decisión tomada por la Consejería de Agricultura, no lo son menos el silencio de las organizaciones agrarias y la justificación de la formación verde que dice que se elimina esta prioridad “por política de partido”. Parece que quieren ver a la mujer rural con un mandil y la escoba de la mano. Siguen incrementando la brecha entre la mujer que vive en el pueblo y la que lo hace en la ciudad sin darse cuenta de que la sociedad rural está muy lejos de ser paritaria.

    Mañueco se está tragando un sapo enorme, porque independientemente de lo que diga públicamente al final tiene que estar más pendiente de ver cómo apaga los fuegos que provoca su socio de Gobierno que de sacar adelante su programa electoral. Así no se puede seguir mucho tiempo y o pone freno a estos desaires de Vox o no lo quedará más remedio que llamarnos de nuevo a las urnas.

    Recupera variable LOGO:
    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png