05 agosto 2021
  • Hola

Viaje de Sánchez al vacío

22 jul 2021 / 03:00 H.

    Mientras la quinta ola avanza en España, el presidente de la nación surca los mares a la conquista de América. A Pedro Sánchez le aburre la política nacional, la matraca de sus amigos golpistas que ni siquiera dan las gracias por los indultos, la lucha contra la pandemia de la que no quiere saber nada, el déficit desbocado, la deuda por las nubes, la economía por los suelos... Era el momento de emprender el vuelo, de olvidarse de las minucias domésticas y surcar el Atlántico en busca de otros aires.

    Hastiado de los problemas caseros, Sánchez embarcó hacia las Américas con la maleta cargada de ilusiones, que no de proyectos, pero a su llegada a los Estados Unidos no había nadie para recibirle. Joe Biden ni siquiera apareció por el aeropuerto, así que el presidente español no pudo perseguirle por los pasillos como hubiera sido su deseo.

    Al actual inquilino de La Moncloa la Administración demócrata no quiere verle ni en pintura. Así que el Ministerio de Asuntos Exteriores, organizador de la excursión a los USA, se ha tenido que inventar eso del “viaje económico” para justificar que a Su Sanchidad no quiera saludarle ni el último conserje de la Casa Blanca.

    Visto el vacío político del viaje, el aparato mediático monclovita hace de la necesidad virtud e intenta convencernos de que se trata de contactar a grandes empresarios y captar inversores: una especie de “roadshow” en versión gubernamental. Para empezar, una breve entrevista en una televisión ‘progre’ y minoritaria, en la que al Doctor Sánchez le hicieron la pregunta que con tanto éxito ha esquivado en España: “¿Por qué no le recibe el presidente de Estados Unidos?”. Le pilló tan fuera del guion que le habían preparado entre algunos de los componentes de esa corte de más de seiscientos asesores a sueldo de Moncloa, que se quedó en blanco y solo le salió la frase que llevaba apuntada en un papel: «Estamos definiendo nuestra hoja de ruta para recuperar la economía y necesitamos tener al sector privado americano a bordo, y por eso estamos aquí». Patético.

    Y tras el apretón televisivo, el programa del viaje presidencial se centra en los directivos de grandes multinacionales. No es tarea difícil conseguir entrevistas con estos tipos: en Estados Unidos das una patada y sale uno. Y algún día nos enteraremos de cuánto nos han costado a todos los españoles las fotos que se va a hacer el gran ególatra con los directivos de Apple, Intel o Paypal, que no tienen tiempo que perder y suelen cobrar por este tipo de encuentros.

    A Sánchez le hace especial ilusión la visita a los estudios Universal y el encuentro con los responsables de la productora de teleseries Netflix. No conseguirá ningún gran contrato para traer inversiones a España, pero igual le dan un papel en alguna serie o le permiten participar en la versión yanqui de Supervivientes. Mantengamos, pues, las puertas abiertas a la esperanza.

    A pesar del desprecio que supone el ninguneo de la Administración Biden al presidente del Gobierno de España, una nación aliada en la que los EEUU tiene dos importantes bases militares, en Morón de la Frontera y en Rota, tenemos que entenderla negativa del ‘abuelo Joe’ a darle vidilla al representante de un Ejecutivo integrado por socialistas y comunistas bolivarianos. Un gobierno que se niega a decir que la dictadura comunista en Cuba es una dictadura. Un gobierno que recibe con nocturnidad y alevosía a los sátrapas del régimen del dictador Nicolás Maduro para llevarles maletas sospechosas por los aeropuertos, que se salta las leyes y falsifica documentos para dar cobijo a terroristas del Frente Polisario... Y eso por no hablar de un gobierno que no respeta la separación de poderes, que ataca a los jueces, pacta con los filoterroristas y negocia con los golpistas a los que indulta. Con semejantes credenciales, lo raro es que Biden haya dejado entrar a Sánchez, aunque solo sea para ir de compras.

    Recupera variable LOGO:
    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png