24 enero 2021
  • Hola

Serranillos del Valle

    Serranillos del Valle era hasta ayer un municipio desconocido para mí, a pesar de que está a unos 30 kilómetros de la capital de España, Madrid. Está al lado de otros municipios mucho más conocidos y turísticos como Griñón, Carranque (Toledo), Torrejón de la Calzada, Torrejón de Velasco, Ugena, Cubas de la Sagra, Humanes, todos al sur de Madrid.

    Es de esos municipios de la España despoblada -cuenta con unos 5.000 habitantes, aunque los datos oficiales y los reales pueden variar sensiblemente porque desde hace ya algunos años se ha convertido en una localidad dormitorio de Madrid-.

    Sin embargo, no es de esos pueblos que quieran perder su intimidad a cambio de ganar habitantes. Añoran la apacible tranquilidad, eso sí, con los bares abiertos. ¿Qué es un pueblo sin bares?

    El maldito virus no se ha cebado especialmente con este municipio, aunque está rodeado por pueblos madrileños que han estado confinados y padeciendo las duras restricciones de no salir de casa más que para trabajar, estudiar o acudir al médico, como son Moraleja de Enmedio o Humanes.

    Ayer saltó a los medios nacionales por haber sido pionero en comprar test de saliva. Primero se hizo con los de antígenos antes del verano y ahora los de saliva, que empezarán a probar algunos colectivos, los que les ha permitido la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid y en aquellos en los que la administración local tiene competencias.

    Iván Fernández, que así se llama su alcalde independiente, le ha tomado la delantera a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, una de las pocas políticas visionarias dentro del PP que ha sabido adelantarse incluso a Iker Jiménez, el de “Cuarto Milenio” que vaticinó la actual pandemia. Ayuso ha construido en tiempo récord el hospital de las pandemias, preparado para que la próxima no nos pille con el pie cambiado, y más si cuando llegue todavía sigue gobernando Pedro Sánchez con sus socios, los amigos de la narcodictadura de Venezuela.

    El regidor no llega a tanto, pero se ha adelantado en la compra de 1.100 test de saliva, que le han costado 13.000 euros y que, según explicó ayer en la cadena Cope, tienen una fiabilidad del 99 por ciento. Pero de momento solo puede testar a escolares, asociaciones culturales, deportivas, de mayores y trabajadores municipales. Su intención es ampliar las pruebas al resto de la población. “Serranillos del Valle -con permiso de la presidenta Ayuso-, será el primer municipio que realice este tipo de test, que muestran una elevada precisión en la fase de contagio y eliminan falsos positivos”, ha dicho Iván Fernández, que ha reclamado cambiar la legislación vigente y que se permita a los ciudadanos la autorrealización de este tipo de pruebas, que no requieren la supervisión de un profesional sanitario, por lo que tienen la ventaja de que no saturan el sistema sanitario.

    Serranillos ya fue este verano el primero en realizar test de antígenos a los asistentes y trabajadores de los campamentos de verano y en esta ocasión será el primero de España en realizar test de saliva. Se trata de una prueba que funciona con una muestra de saliva del paciente

    Iván Fernández ya quiso extender las pruebas de antígenos antes del verano a todos los serranilleros, pero al parecer Ayuso se puso celosilla y no se lo permitió. Ahora lamenta que no le apoye otra administración más potente y le salgan algo más baratos de los 12 euros que ha pagado por cada uno.

    Mire a ver señor Igea, que si se une al regidor independiente, estoy convencida de que le harían precio y se adelantaría usted, por una vez y sin que sirva de precedente, a las estrategias de la Comunidad de Madrid. Porque no nos engañemos, si queremos medidas uniformes para pasar las Navidades lo mejor posible en todas las regiones, tendrá que aceptar lo que decida Díaz Ayuso. Si no, tendremos de nuevo 17 modelos diferentes.

    Adelántese en los test de saliva, que también quiere hacer Madrid para que tengamos una Navidad más segura y usted pueda ofrecernos una cara más amable. Usted hace de sereno cerrando bares y el presidente Mañueco, de San Pedro, no abriendo las puertas del cielo, pero sí terrazas y bares que algunas veces debe ser como estar en el cielo.

    Recupera variable LOGO:
    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png