31 enero 2023
  • Hola

Que vienen los animalistas

03 dic 2022 / 03:00 H.

    Érase una vez un pez que no podía nadar en su pecera sin que estuviera su dueño delante. Tenía comida con el mejor dispensador automático, un acuario gigante, filtros de lujo... pero necesitaba la mirada atenta de su amo, al menos a los tres días de nadar solito. ¿Necesitaría sentir su cariño? No. Es un pez. Él nada. Pero la Ley de Bienestar Animal obligará a su dueño a no perderle de vista.

    Érase una vez un gato salvaje que vive en una colonia en una ciudad, como las que hay en Salamanca. Expertos como Christian Gortázar advierten de que son transmisores de numerosas enfermedades, además de tener un gran impacto sobre la biodiversidad, porque se comen numerosos animales. La Ley de Bienestar los convierte en intocables.

    Érase una vez un perro que se pone muy enfermo y el dueño ve que sufre. Habla con el veterinario y, sin la Ley, sería eutanasia. Ahora le dirá que si existe un tratamiento paliativo o curativo tendrá que pagarlo, aunque sea imposible incluso para su bolsillo. La Ley le obliga a mantener al perro pero no le da dinero para mantenerlo y no garantiza que el animal no sufra.

    Érase una vez una Ley que defiende más los derechos de los animales que los de las personas. Que apunta a convertir en más accesible la eutanasia a personas que a animales. Érase una vez una sociedad en la que se podía abortar a los 16 años sin permiso paterno y en la que una nueva Ley impide matar una rata porque la reforma del código penal incluye a todos los animales vertebrados.

    Érase una vez un pastor que, como la mayoría de una provincia tan ganadera como Salamanca, trabaja los 365 días del año para conseguir un único sueldo, el suyo, y que de su bolsillo abona todo el gasto que suponen sus perros. Son mastines, hay lobo, y el Ministerio para la Transición Ecológica obliga a que se proteja con estos animales. Aún así hay pastores sin mastines, por lo general porque su coste en seguro y alimentación es muy alto, pero todos tienen perros para conducir el rebaño. Resulta que con la Ley de Bienestar ahora tiene que ponerles a todos GPS y no puede. Tampoco puede adiestrar a los perros hasta que tengan 18 meses, que es demasiado tarde, y no puede criar sus perros, debe comprarlos. Dejará el ganado porque es imposible. Adiós a la ganadería extensiva y adiós al lechazo.

    Érase una vez un cazador, al que le ocurre lo mismo. No puede criar sus perros, tiene que comprarlos, y la caza se convierte en objeto de lujo. Deja de cazar jabalíes, que son transmisores de enfermedades como la tuberculosis. Y el ganadero con vacas lo sufre. Y el de los cerdos, si transmiten la peste porcina, y los industriales de este sector, que se arruinarían. Pero hay que proteger al jabalí, al que con la Ley no se les podrá matar ni si toma la ciudad.

    Érase una vez un grupo de animalistas que van a hacer su agosto a costa de una Ley que les habilita para darnos a todos el carnet de idóneos para tener animales. Que nace en contra de los veterinarios, del Consejo General del Poder Judicial, de 800 científicos... una Ley que surge del capricho del Ministerio de Ione Belarra. Que nace de las ideas de un director general que es especialista en artes aplicadas a la escultura, que no ha bajado el 21% del vergonzoso IVA veterinario, a pesar de que eso sí contribuye al bienestar animal, y que dice que el trabajo del torero es poco ético. Es el que nos acusa de robarle leche a las vacas y que ha dicho que si no incluyó a los toros en esta Ley de Bienestar es solo porque dependen de Cultura, algo que han anunciado que intentan corregir.

    Érase una vez una Ley que nace, no por el bienestar de los animales, sino para adoctrinarnos en su dignidad. Para que a la larga el sacrificio cero incluya no solo perros, sino también ganado o toros.

    Podemos callar y mirar la pecera. Pero si pensamos que si se muere el pez se acaba un problema, no habrá duda de que la Ley es el problema.

    Recupera variable LOGO:
    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png