27 febrero 2021
  • Hola

Os voy a echar de menos

    Queridos papá y mamá:
    Os voy a echar de menos. Mucho.

    Llevamos sin vernos desde el mes de agosto y, tal y como está la situación con el bicho, hemos decidido pasar las navidades en casa y no acercarnos para estar con vosotros durante estos días tan especiales.

    Sé que me vais a recordar que Igea nos permite viajar en Navidad
    -algo inaudito en su historial pandémico-, y que en la comunidad autónoma donde vivís también dejarán entrar y salir durante esos días. Que la pena por no poder abrazarnos puede doler más que la propia enfermedad. No creáis que hemos tomado esta decisión por miedo, sino por responsabilidad.

    Cómo voy a añorar tus gachas manchegas, mamá. Y el calderete y las tortillas de patata de tu marido. Y su patxarán casero, cómo no.

    Cómo voy a echar en falta nuestras largas conversaciones sobre fútbol, papá. Que si Zidane no tiene un dibujo definido, que si Benzemá está que se sale, que Ramos tiene que ir pensando en retirarse, que Asensio necesita más oportunidades todavía para que termine de explotar... Qué difícil me ha resultado siempre refutar tus argumentos balompédicos. Se nota que hablas con conocimiento de causa, con la experiencia de haber dado patadas a un balón casi hasta la víspera de tu jubilación.

    Y cómo voy a extrañar también nuestras charlas políticas. Hubiera pagado por ver tu cara el día en que Arnaldo Otegi apareció para dar su apoyo a los Presupuestos Generales del Estado de Pedro Sánchez. Tú que, junto a tus compañeros de la Guardia Civil, te jugaste la vida en los años del plomo en el norte para mantener la ley y la democracia. Pues ya ves, papá, ahora el PSOE se olvida de sus camaradas asesinados a manos de ETA y se echa en brazos de Bildu y de otros partidos que quieren romper todo lo que significa España con tal de seguir gobernando sin respetar principio alguno.

    Seguro que en la cena de Navidad hablaríamos del Rey y de su tradicional mensaje. Sabiendo como sabes que soy republicano, volverías a recordarme que imaginara a Sánchez o a Pablo Iglesias como presidentes de la Tercera República. Y acabaría contestándote, como siempre, que se me habían quitado las ganas.

    Tu catolicismo militante, mamá, sacaría a la palestra la ley de la eutanasia, que acaban de aprobar entre tenebrosos aplausos en el Congreso. Me dirías que no puedes llegar a entender -tú que has acompañado a bien morir a algunas de tus amigas- cómo, con los adelantos médicos en cuidados paliativos desarrollados en los últimos años, se puede jugar con la vida y con la muerte de esa manera.

    También hablarías de la reforma educativa de la ministra Celaá y del enésimo intento de tumbar la enseñanza concertada, que tan buenos resultados te dio con tus hijos.

    Y, cómo no, charlaríamos del monotema de este año. Y de ese señor de los pelos -como lo llamáis vosotros-, que cada vez que anuncia que estamos doblegando la curva, os echáis a temblar. Sí, el coronavirus es puñetero, pero la gestión de la pandemia que están llevando los políticos -de todos los colores- no lo es menos. Seguro que no entendéis cómo el Gobierno se ha puesto de perfil a la hora de planificar las medidas que habían de tomarse estas navidades, como lleva haciendo desde el principio de esta crisis. Ni tampoco comprenderéis que mientras no nos permiten juntarnos a toda la familia para comer en Navidad, autorizan en Madrid un concierto con 5.000 personas en un pabellón cerrado. Sé, mamá, que Raphael no es santo de tu devoción -tú eres más de Manolo Escobar-, pero después de ésta, le vas a tener más manía todavía.

    Este tipo de incoherencias de nuestros gobernantes hacen mucho más difíciles tomar una decisión como la que nos hemos visto obligados a adoptar. Espero que la comprendáis.

    Como os decía, os voy a echar de menos. Mucho. Os quiero.

    PD. No estaréis solos. Sacaremos partido del smartphone que os comprásteis en verano y con el que todavía os pegáis para disfrutar de una videoconferencia. Ya veréis qué guapos están vuestros nietos.

    Recupera variable LOGO:
    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png