29 noviembre 2021
  • Hola

No pasaremos página

21 oct 2021 / 03:00 H.

    No pase usted esa página. Yo no voy a pasar esa página. Porque diez años después de que ETA anunciara que dejaba de matar, tras acabar con la vida de 864 españoles inocentes, la banda terrorista no ha sido derrotada y sus sucesores están más crecidos que nunca porque mandan ahora en instituciones vascas y en Navarra y son aliados preferentes del Gobierno de Pedro Sánchez.

    No podemos pasar página porque la vil serpiente sigue viva y el proyecto de los asesinos vascos para la destrucción de España avanza a mayor velocidad que nunca.

    No pasaremos página por más que el portavoz de los herederos de ETA diga ahora que siente ‘pesar y dolor por el sufrimiento padecido por las víctimas’ y que ‘nunca debió haberse producido’. Porque está muy claro lo que quiere decir Otegui cuando dice que lo siente: que ahora le conviene representar el papel de arrepentido porque quiere seguir abrazado a Sánchez y como terrorista desalmado da mala imagen. Ni lo siente, ni se arrepiente, ni pide perdón. Es solo una despreciable estrategia de márquetin.

    ¿Y por qué declara el falso compungido Otegui que ese dolor no debió producirse? Pues por lo que siempre ha dicho ETA: que si el Estado español hubiera cedido al terror y hubiera permitido la instauración de una Euskadi independiente y comunista (socialista autogestionaria, dirían los pistoleros), no habrían asesinado a esos 864 españoles. Si el Estado y las instituciones democrácticas se hubieran sometido al chantaje del terror, nos habrían perdonado la vida. Es el manual de los terroristas desde que abandonaron las armas.

    El propio Otegui había declarado lo mismo que dijo el lunes hace ya nueve años, en una entrevista realizada en prisión cuando cumplía condena por sus crímenes: “Sé que he añadido un ápice de dolor a las víctimas, pido disculpas y lo siento de corazón”. Lo mismito que ahora.

    ¿Por qué se ha montado entonces este revuelo con las lágrimas de cocodrilo del jefe de los herederos de la banda? Pues porque la izquierda radical, con el sanchismo a la cabeza, se ha apresurado a valorar esas declaraciones como un cambio, un avance, un signo de civilización de los pistoleros. Todo para justificar que Sánchez contará con ellos para aprobar los presupuestos del próximo año a cambio de sacar de la cárcel a todos los asesinos de la banda. Lo dijo bien claro el portavoz de Bildu: “Si para sacar a doscientos presos hay que votar los presupuestos, votaremos”.

    Es tan descarado el chanchullo que el presidente Sánchez se ha apresurado a jurar y perjurar que no excarcelará a los etarras. Lo ha asegurado con la misma contundencia con la que proclamó a los cuatro vientos que no pactaría con Bildu. Y pactó la reforma laboral a cambio del apoyo de los filoetarra y pactó el Gobierno de Navarra con los proetarras y pactará los presupuestos con los bildutarras.

    Ya no le cree nadie, pero a Su Sanchidad le da lo mismo. Son ruedas de molino de consumo interno, para la amaestrada clientela socialista, para los comunistas bolivarianos y para sus terminales mediáticas.

    Los demás ni comulgamos con esos pedruscos ni vamos a pasar página de ninguna manera. No vamos a olvidar. No queremos olvidar y no vamos a aceptar que los criminales y quienes han recogido su testigo dicten el futuro de España. Cuando pidan perdón, cuando entreguen todas las armas, cuando dejen de homenajear a los asesinos, cuando ayuden a esclarecen los trescientos crímenes sin resolver y cuando se encierren en cuevas en los montes para no volver a salir, es cuando seguiremos recordando. No a ellos, sino a las víctimas, que merecen todo nuestro reconocimiento y nuestra solidaridad.

    La normalidad democrática que todos añoramos no consiste en pasar página sino en despreciar sin piedad a los verdugos y ensalzar de todo corazón a sus víctimas.

    Recupera variable LOGO:
    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png