18 mayo 2022
  • Hola

Mujeres invisibles

12 dic 2021 / 03:00 H.

    EL jueves vino a Salamanca Marta Robles, vecina de página, a presentar su novela “La chica que no supiste amar”, tercera de la saga de Tony Roures, su creación y de profesión detective, con una biografía interesante. La cita tuvo lugar en el Casino, donde la autora se rodeó de tres profesores, Lola Calvo, Ángel Losada y Pedro Sangro, y de la activista Blanca Rubio, de la asociación que en Salamanca atiende a la mujer prostituida, que de eso va la novela. Tema incómodo. La presentación estuvo precedida de un corto, que denuncia el lado violento de la prostitución y promociona la obra. Corto en el que participan hijos y amigos de Robles, impactante y efectivo. Luego hubo mesa redonda en la que se habló mucho de prostitución, de cine y literatura. Se citó el activismo cinematográfico en esta materia de nuestra Isabel de Ocampo y de Mabel Lozano, que acaba de presentar “Pornoxplotación”, su nueva serie documental, así como del blanqueo que supone para la prostitución la insoportable “Pretty Woman”. La protagonista de la novela está lejos del personaje de Julia Roberts, si quiera porque es nigeriana y padece cáncer de mama. Una puta con cáncer de mama es un asunto muy incómodo para un jueves por la tarde a escasos metros de la campana luminosa de la Plaza Mayor, pero, también, por estadística más que probable. Así que sí, la novela es ficción, pero hay una trastienda de realidad documentada por Marta Robles que da soporte a la historia y visibilidad a una mujer que pertenece al grupo de mujeres invisibles, porque lo son y porque no se las quiere ver. Fue un encuentro intenso e interesante compartido con asistentes ilustres como el escritor Antonio Colinas, el historiador Mariano Esteban, la experta en Igualdad Inmaculada Sánchez Barrios, el arquitecto Alfredo Martín Cubas, la gerente Cuca Gonzalo, entre otros, la concejala Ana María Suárez... Ejerció de presentadora María Eugenia Bueno, que en un par de ocasiones elogió la valentía de Pedro Méndez, presidente del Casino, por aceptar ese asunto en ese marco.

    Un asunto que históricamente nos toca porque aquí estuvo aquella Casa de la Mancebía tan recordada el Lunes de Aguas, y el legendario Barrio Chino que, quizá, también blanqueen un punto la realidad de la prostitución y su cruda realidad. Marta Robles terminó hablando de las pasiones carnales de nuestros reyes, que dan forma a otro de sus libros, citando entre otros a Alfonso XI de Castilla y a Felipe V, ambos con vínculos salmantinos. Uno por serlo y el otro por su apoyo a la construcción de la Plaza Mayor. Hay mucho concubinato en las dinastías reales que hace que aquello de la sangre azul sea hoy muy improbable y su color sea el rojo rojísimo, así que tomemos con pinzas la “pureza” de la sangre real.

    Cuando escribo estas líneas faltan unas horas para la entrega de los premios “Forqué” a los que está nominado nuestro Álvaro Mel por “La Fortuna” y seguramente pasará por la alfombra roja la actriz salmantina Silvia Alonso con o sin su novio, David Broncano, que tanto ha oído hablar de Salamanca. Álvaro y Silvia podrían ponerle cara al perfume “Agua de Salamanca”, presentado esta semana, creación de la perfumera Paloma Martín Oviedo, química salmantina. La gala de los Forqué está prevista que sea ochentera, así que no encajará lo nuevo de “Pignoise”, grupo noventero liderado por el salmantino Álvaro Benito, ex jugador del Real Madrid, que regresa a los escenarios con nuevo disco. Lo que me recuerda que tendremos por aquí esta semana a Raphael o Ara Malikian, cuyo arte se mezclará con el de conciertos navideños locales y un atractivo torneo de ajedrez que reivindica a Salamanca como cuna del ajedrez moderno, cuya fe de nacimiento está en la Biblioteca Histórica de la Universidad: “Arte de ajedrez con 150 juegos de partido”, escrito en 1497 por el estudiante en Salamanca Luis Ramírez de Lucena. Dicen que con él comenzó todo, y hay quien defiende que Fernando de Rojas se inspiró en él para su “Celestina”. Curiosamente, aquel 1497 echa a andar la Casa de la Mancebía de Salamanca con sus mujeres invisibles.

    Recupera variable LOGO:
    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png