29 junio 2022
  • Hola

Méritos y Eméritos

22 may 2022 / 03:00 H.

    Han terminado el curso los de 2º de Bachillerato, que ahora se preparan para la dichosa “Selectividad”, así que hicieron suya con todo merecimiento la noche del viernes, que lo parecía de verano. Estos aspirantes a universitarios pertenecen ya a un tiempo sin la vacuna de la viruela, al contrario de otros, que nunca pensamos en saber más de la viruela de la que nos vacunamos ni mucho menos de una viruela del mono. Junto a las refrescantes fuentes de la Plaza de los Sexmeros y de la Plaza de la Libertad, entre tapas, hablamos mucho de ello. En la Plaza de la Libertad hubo esta semana un mercado de flores, que me hizo recordar su primer ajardinamiento, en 1868, por José Secall, y el que más tarde, en 1921, hizo su nieto, Joaquín Secall, que comenzó a diseñarla como la vemos hoy, con los canapés arrancados de la Plaza Mayor, en la que también hubo flores. El otro tema de conversación fue el Emérito y su regate a la familia primando las regatas de Sanxenxo como un jubilado que se ha puesto el mundo por montera. Después de dos años quizá bajo la estricta dieta árabe supongo que estos días de regata no todo habrá sido sardinas a la brasa y navajas, porque hablamos de la Galicia de José Paz Bouza, que atesora una de las grandes despensas en una España de alacenas plurinacionales y por lo tanto de difícil gobierno e incluso de difícil digestión, y del Sanxenxo de José Muñoz.

    En la Plaza de los Sexmeros alguien comentó que Francisco Igea había descrito el plan cultural de Gonzalo Santonja como sopa de convento y rabo de toro. Ojo, porque hay en la historia de la Gastronomía sopas de convento muy suculentas, que no tenían que ver con la bazofia destinada a pobres y sopistas, y al rabo de toro lo tengo por golosina y quizá forme parte del programa del Congreso Internacional del Vacuno que esta semana se celebra en Salamanca, coincidiendo con un tiempo en el que su carne está en el punto de mira, ahora por su responsabilidad en el cambio climático. Sostiene un amigo que el rabo de toro afecta al cambio, pero de humor; él se pone muy contento cuando da cuenta del estofado. Después de dos años con cocina árabe si volviese a España me pediría un estofado de rabo de toro y allá el ministro Alberto Garzón y la propia Emérita, que no es de carne en el plato y sí de pescado. O pesca, como se dice en Salamanca. Este lunes, creo, los Eméritos se vuelven a ver bajo la pregunta de qué sentido tiene encontrarte con tu ex en Madrid salvo llevarle la contraria a Isabel Díaz Ayuso, superstar en su congreso madrileño. Disimular, quizá. Pero todos sabemos lo que hay, como Domingo Villar sabía quién era el asesino en sus novelas desde la primera línea. Villar, que se ha reunido esta semana con los clásicos del género negro estuvo en Salamanca cuando se intuía la pandemia. Un gran escritor y ser humano. Santonja, por cierto, ha anunciado un congreso internacional de Literatura en Salamanca, que quizá engorde nuestros méritos para ser oficialmente Ciudad Literaria. Tengo esa esperanza, como nuestra Raquel Orejudo tiene las suyas, que acaba de presentar en la Sala de la Palabra y protagoniza una mujer que al terminar sus estudios en Salamanca emigra a Madrid, algo cotidiano, que seguro vivirán en su momento los bachilleres que celebraban este viernes el fin de curso no muy lejos de los MIR que se marchan de Salamanca tras cinco años de hospital haciendo méritos. “Las esperanzas”, se titula la novela. Hace unas horas presentaba también su libro Santiago Auserón, musicalmente conocido por Juan Perro y antes por Radio Futura. Se titula “Arte Sonora” y late en él el filósofo que lleva dentro.

    La noche del viernes terminó en el nuevo proyecto hotelero de Quico Gil entre copas, música y un nombre, Lola, que por un momento me hizo recordar a Café Quijano y los Kinks de Ray Davies. La de este grupo ya ha superado los cincuenta de vida. Sostiene Quico que hasta septiembre la hostelería no se repondrá de la crisis de estos años, uniéndose así a esas esperanzas de Raquel Orejudo. Para entonces, los bachilleres del viernes serán universitarios y estrenarán curso.

    Recupera variable LOGO:
    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png