01 febrero 2023
  • Hola

Mascarillas y meloncillos

04 feb 2021 / 03:00 H.

    Este jueves, 4 de febrero, se celebra por primera vez el Día Internacional de la Fraternidad Humana. La ocasión bien merecería un comentario sobre el porqué de esta efeméride sintética que se han sacado de la manga los funcionarios de Naciones Unidas en plena pandemia. Con la de días mundiales, internacionales y nacionales que nos tienen el almanaque a rebosar. Eso sin contar el santoral y las conmemoraciones propias y ajenas. Punto y aparte.

    Durante los últimos siete días, sin embargo, resulta que Salamanca ha aparecido en las búsquedas de Google relacionada con los dos términos que encabezan estas líneas: mascarillas y meloncillos. O al menos eso es lo que dice la herramienta digital que mide las tendencias de este potente buscador en internet.

    Buceando en el proceloso mar digital he encontrado la relación entre las mascarillas y charrilandia. La fábrica de Béjar a la que este centenario diario cedió sus páginas el pasado día 30 de enero ha saltado a los móviles, tabletas y ordenadores de los curiosos. Esto ha propiciado un aumento de un 4.500% en su busca.

    El tema no deja de sorprenderle a uno cuando dos días después se encuentra entre las informaciones de La Gaceta un titular que dice: “Salamanca, líder en sanciones por el mal uso de la mascarilla”. Lo cual viene a confirmar la paradoja del consabido refrán que señala la cuchillería de madera en los domicilios de los herreros. Una de cada tres multas en la región se la lleva un salmantino por el tema de la mascarilla. No por ser un referente en su fabricación, sino por no acatar la normativa vigente de su uso obligatorio. La Policía Nacional receta más que la Guardia Civil, dice el periódico.

    Y luego está lo de los meloncillos. Que me van a perdonar pero no lo había oído en mi vida referido a un animal. Irracional, digo. A mí los meloncillos me sonaban a fruta pequeña y, en sentido figurado, a poesía de primavera. Pero no. Que meloncillos son mangostas. Y que se están comiendo las ubres de las vacas, las tetas del bovino, los meloncillos de las moruchas. Bueno, y los morros y las lenguas de los ternascos. Lo busco en Google Trends, que es la herramienta digital para saber en qué anda la gente preocupada, y ahí están los meloncillos con un 350% de aumento en el interés de los internautas durante los siete últimos días. No me extraña, las noticias son preocupantes. Casi tanto como que el ganadero afectado no quiera que le identifiquen. ¿Por qué? Me quedo con la duda. Y felicidades a todos. ¿Qué por qué? Pues por el Día Internacional de la Fraternidad Humana, por qué va a ser si no. Y pónganse bien la mascarilla, no sean melones.

    Recupera variable LOGO:
    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png