28 enero 2022
  • Hola

Mañueco, viento en popa

13 ene 2022 / 03:00 H.

    Conseguirá Alfonso Fernández Mañueco mayoría absoluta para el PP en las elecciones autonómicas del próximo 13 de febrero o necesitará a Vox? Las encuestas conocidas en las últimas semanas le sitúan al borde de esos ‘mágicos’ 41 escaños y el que Mañueco supere el listón que tan alto dejó Isabel Díaz Ayuso en Madrid (logró 65 escaños, a cuatro de la mayoría absoluta) va a depender de los acontecimientos y de cómo actúen una larga lista de líderes regionales y nacionales de aquí al final de la campaña electoral.

    Desde que anunció la convocatoria de los comicios regionales el pasado 20 de diciembre, al candidato popular le va viento en popa y son muchos los eventos, las declaraciones y las circunstancias que empujan su nave hacia una victoria aplastante.

    Hay diez ‘frentes’ en los que Mañueco se juega esa mayoría y en casi todos los cuales va ganando la batalla:

    1. La garzonada porcina. Las declaraciones del ministro de Consumo contra la producción nacional de carne de cerdo han provocado un cabreo general y le están dando al PP un elevado rédito no solo entre los agricultores y ganaderos, sino entre los castellanos y leoneses en general, que no entienden cómo Pedro Sánchez puede mantener a semejante insensato en su Gobierno.

    2. Las trifulcas Casado-Ayuso. El pulso del líder nacional con la madrileña está siendo decisivo a la hora de desanimar al votante tradicional del PP, que con el espectáculo de las luchas intestinas sufre la tentación de no votar o hacerlo a Vox. Hay signos de apaciguamiento en los últimos días (entre ellos, la presencia del Pipos en un acto de la lideresa hace un par de días) y si se confirma el cese de hostilidades, a Mañueco le ponen pie y medio en el Colegio de la Asunción.

    3. Las tudancadas. El candidato socialista sigue quejándose de la convocatoria de elecciones anticipadas, en lugar de aceptarla como una oportunidad de oro para desalojar al PP. Además, ha sido demasiado tibio en sus críticas a Garzón y ha acabado por echar la culpa de la polémica del porcino al PP, en lugar de exigir la dimisión del ministro comunista.

    4. Los arrimones de Arrimadas. La presidenta de Ciudadanos ha vuelto a ofrecerse a Sánchez para salvarle el trasero. Lo hizo cuando puso sus votos a disposición del Gobierno para aprobar los Presupuestos del Estado y ha repetido la jugada ahora con la Reforma Laboral, recibiendo calabazas en ambos casos. La sucesora de Albert Rivera no aprende y su impericia puede volcar votos naranjas a las sacas del PP.

    5. La gestión ‘al modo Ayuso’. En Madrid funcionó la política de menos restricciones y habrá que ver cómo juzgan los castellanos y leoneses el cambio de estrategia sanitaria de la Junta, que ha pasado de ‘cierra bares’ a ser de las más ‘liberales’.

    6. Puente, el mal agorero. El alcalde de Valladolid le ha hecho un flaco favor a su compañero Tudanca cuando ha avisado de que “Mañueco pactará la Junta con Vox”. Si ni siquiera los líderes creen en la victoria del PSOE...

    7. Las malas compañías. El pacto de Sánchez con lo peor del Congreso tiene un precio en votos, al menos en Castilla y León. Y si ERC consigue que se celebre la Mesa de Diálogo (de la vergüenza) entre el Gobierno y la Generalidad, con más concesiones a los golpistas, las deserciones entre los simpatizantes del PSOE aumentarán.

    8. Asesinos a la calle. Ayer el PNV anunciaba un cambio de política penitenciaria, al mes de recibir las competencias, para sacar de la trena cuanto antes a los asesinos etarras. Un cursillo, y a la calle. Un espectáculo que no anima precisamente a votar a quienes han puesto la llave en manos de Urkullu.

    9. El vacío de los vaciados. Los ‘outsiders’ de la España Vaciada llegan tarde y sin líderes en sus partidos a la competencia electoral. Tampoco está muy claro a quién le van a quitar votos. En Salamanca, por ejemplo, con un expodemita al frente, pueden robar más papeletas a la izquierda que a la derecha.

    10. La otra memoria histórica. A favor de Mañueco juega también la otra memoria histórica, la de todos aquellos votantes que se acuerden de cómo ha sido (y cómo no está siendo) la gestión de la pandemia por parte del Gobierno sanchista: somos el país que más ha sufrido la covid y el último en la recuperación tras la crisis.

    Todo esto, por supuesto, no impide que siempre flote en el aire la posibilidad de que las cosas se le tuerzan al PP en las cinco semanas largas que faltan para abrir las urnas. O que a Tudanca le vuelva a tocar la lotería.

    Recupera variable LOGO:
    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png