26 julio 2021
  • Hola

Madrid quiere ser Salamanca

21 jul 2021 / 03:00 H.

    Acabo de compartir una visita a la torre de la catedral con un grupo de estudiantes extranjeros que están en Salamanca aprendiendo español. Deliciosa. Por más que se esfuerce Isabel Díaz Ayuso, jamás podrá Madrid ofrecer una experiencia como esa a quienes se acercan a nuestra lengua, que es lo mismo que acercarse a nuestra historia y a nuestro legado. La presidenta de Madrid quiere la capitalidad europea del español y servirse de la enseñanza del idioma como plataforma de desarrollos. No tiene un pelo de tonta y se ha dado cuenta del valor de ese activo para introducirse en la industria audiovisual, un sector de futuro innegable, la tecnológica y los videojuegos. Pero el caso es que Salamanca estaba ya muy bien posicionada en esa carrera y se ve amenazada ahora por las ambiciones de Madrid, legítimas por supuesto pero que vampirizan un modelo de negocio-ciudad que ya estaba inventado aquí. Si Madrid se empeña en hacernos la competencia en este sector, se nos va a hacer el camino bastante cuesta arriba. Es muy posible que Isabel Díaz Ayuso no haya caído en la cuenta, pero este detalle no le puede haber pasado inadvertido a Miguel ángel Rodríguez, que es de Valladolid. Nos están copiando las respuesta del examen y nos están comiendo el bocadillo de la merienda.

    Fue la Junta de Castilla y León la que creó en 2007 la figura del Comisionado del Presidente para la Lengua Española, con el objetivo de coordinar la promoción del español y de promocionar la región en el extranjero como sede de aprendizaje de la lengua. El Comisionado tiene rango de director general y sus funciones las asume usualmente el director general de Políticas Culturales. Hace 20 años, además, se creó la Fundación Instituto Castellano y Leonés de la Lengua, inexplicablemente con sede en Burgos en lugar de estar asentada en Salamanca, para difundir el conocimiento del español y apoyar la formación de profesorado de español como lengua extrajera. Pasito a pasito, librando una modesta y silenciosa batalla por labrarse un nombre a escala internacional en la enseñanza del español, Salamanca ha ido haciendo sus progresos. Pero la rapidez con la que se desanda es superior a la que se camina. Si no queremos perder lo ya ganado hará falta mucha mano izquierda y una conversación seria y precisa en la Puerta del Sol. Aunque nuestras universidades sean posiblemente las más bellas del mundo y nuestro español seguramente un canon, surge por sorpresa un competidor con un único suficiente atributo, el del pez grande dispuesto a comerse al pez pequeño.

    Recupera variable LOGO:
    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png