18 mayo 2021
  • Hola

Madrid, Madrid, Madrid...

05 may 2021 / 03:00 H.

    Los tabernarios que ayer votaron mayoritariamente a Isabel Díaz Ayuso y a los que Tezanos, violentando la jornada de reflexión, intentó insultar (no insulta quien quiere, sino quien puede), han ajusticiado (palabra de Tezanos) a los social-comunistas Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, los amigos del manipulador del CIS.

    Una abulense de Madrid y mujer -lo que más les duele a los que se les llena la boca hablando de feminismo y son machistas de manual- les ha parado los pies a los defensores de la mordaza, a los instructores de cómo meter las manos en los bolsillos a los españoles, a los encargados de dividir y de enfrentar a los ciudadanos, a los que pactan con proeterras, independentistas y golpistas, pero son incapaces de acordar con las fuerzas políticas democráticas el futuro de España y de los españoles.

    Ayer, con las urnas abiertas, en una de las actuaciones estelares del actual presidente del Gobierno, decidió que, a partir del 9 de mayo, cuando decaiga el actual estado de alarma que tanto bienestar ha proporcionado para la constante procrastinación de Sánchez, las 17 autonomías pondrán hacer lo que les dé la gana y luego ya el Supremo decidirá. Es decir, el presidente nos ha vuelto a engañar por vagancia y no hay ley, aunque sí la prometió, que ampare restricciones si la pandemia empeora. Es una de las mayores vergüenzas de un mandatario que se ha inhibido de una crisis sanitaria sin precedentes y se ha encargado de cercenar libertades sin pasar por el parlamento y ha mentido como nunca antes nadie lo había hecho y encima desde las instituciones.

    Madrid ha elegido libertad y determinación para frenar el social-comunismo asfixiante de Sánchez e Iglesias y si se convocaran elecciones generales, en la mayoría de las comunidades autónomas también elegiríamos libertad si el candidato ejerciera el liderazgo como Ayuso en Madrid.

    La libertad es un término del que falazmente se había apoderado la izquierda, como de tantos otros que sin un ápice de pudor se ha ido adueñando el social-comunismo.

    Ayuso ha conseguido dar la batalla de las ideas, esa de la que hablaba Pablo Casado sin saber muy bien qué quería decir, más que nada porque el electorado de centro-derecha, y a las pruebas me remito, no entendió esas palabras huecas, que un día viraban para un lado y al siguiente para el otro lado.

    Ayuso le ha dado contenido a esas frases huecas que desde Génova se proclamaban como soflamas al sol y les ha explicado con hechos a los madrileños que la libertad no solo la conquistaron los que lucharon contra el franquismo. Que la libertad no es patrimonio de la izquierda recalcitrante, antigua y comunista o que el feminismo no es sinónimo del social-comunismo.

    La libertad hay que pelearla hoy todavía en muchos territorios de España. Para poder educar a sus hijos libremente sin que un Gobierno sectario le diga cómo y dónde, que la libertad hay que lucharla para poder expresarte sin que te tiren una piedra, te persigan o te llamen fascista, que no hay que sentirse culpable por defender la propiedad privada, que no es más progresista el que predica una cosa y hace la contraria. Todo esto se ha desmontado. Las banderas que había exhibido la izquierda como si fueran suyas las ha sabido enarbolar sin complejos Isabel Díaz Ayuso.

    ¡Pero ojo! El triunfo de Madrid es el triunfo de Ayuso y Almeida, dos personas nada engoladas que han devuelto la ilusión a miles de votantes de centro-derecha que han estado huérfanos de liderazgo y que en los últimos años se han quedado en casa o había optado por votar a Ciudadanos o, incluso a Vox o PSOE.

    Madrid se ha plantado ante este Gobierno social-comunista, pero los resultados del PP en Madrid no son extrapolables al resto de España y mucho menos si la actual dirección se empecina en dividir al partido.

    “Madrid, Madrid, Madrid, pedazo de la España en que nací por algo te hizo Dios la cuna del requiebro y del chotis”... Madrid es un poco de todos los españoles.

    Recupera variable LOGO:
    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png