17 abril 2021
  • Hola

(Los otros) negacionistas

06 mar 2021 / 03:00 H.

    Málaga, sábado 27 de febrero, Marina, nombre supuesto, de 16 años había comunicado, la víspera, a su novio, de 26, que le dejaba. El día de autos éste le arrebató su móvil y la llevó hasta una zona apartada, allí le propinó puñetazos y patadas en el abdomen, la cabeza y la espalda, así como un mordisco en la nariz. Todo ello mientras gritaba: ¡Si no eres para mí no serás para nadie!

    La superviviente estuvo 24 horas en observación en el Hospital de Málaga. Con lesiones en vértebras y cervicales, perforación del tímpano y heridas y hematomas en todo el cuerpo. Durante ese tiempo el agresor, su ya ex novio, no dejó de enviarle whatsapp victimizándose y suplicándole que retirase la denuncia. Fue detenido el martes, tenía antecedentes por violencia de género y una orden de alejamiento en vigor respecto a una expareja, también menor de edad.

    Esta escena no es de una película española que esta noche podría recibir un Goya, sino que es un caso real que, milagrosamente, ha conseguido colarse en las noticias entre la pandemia y los datos del paro.

    Solo he descrito un ejemplo de otra pandemia, la de la violencia de género que sufre la mujer por el mero hecho de serlo y que se extiende a lo largo y ancho del planeta. Según la Macroencuesta de 2019 el 57,3% de las mujeres de más de 16 años residentes en España –1 de cada 2– ha sufrido algún tipo de violencia de género a lo largo de su vida. En total, 11.688.411 mujeres.

    Como sucede con la COVID-19 también hay negacionistas de esta pandemia, que nos asesina y maltrata cada día, son los otros negacionistas, que no reconocen su existencia, que la mezclan con otro tipo de violencias, la justifican y jalean los mitos y estereotipos existentes en torno a ella. Mitos y estereotipos que cada día con datos y evidencias científicas, como con la COVID-19, nos encargamos de desmontar las investigadoras que tenemos entre nuestras líneas de trabajo la erradicación de la violencia de género.

    Estos otros negacionistas no deberían estar en nuestras instituciones porque niegan un ataque frontal y real contra los derechos humanos de las mujeres. Nos va la democracia en ello.

    PD: Hablando de mujeres, mi apuesta para el Goya a mejor actriz es para Patricia López Arnaiz por su interpretación de Lide en la desgarradora película Ane.

    Recupera variable LOGO:
    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png