16 agosto 2022
  • Hola

Los gritos de Vox

18 jun 2022 / 03:00 H.

    Vox tiene un piso piloto en Castilla y León en el que de vez en cuando cuelga un cuadro y entonces abre la ventana, grita y da la luz, para que se vea. Abascal lanza el mensaje: por ejemplo el de que se acabó el chiringuito de los sindicatos. Y entonces García-Gallardo anuncia que los agentes sociales se quedarán sin 20 millones. Y esto le viene fenomenal a Macarena Olona para decir, ‘¿véis lo que hace Vox? En Andalucía también será así’. Como sindicatos y patronal se la saben, ni han entrado al trapo porque no le quieren dar ni un voto a Vox. Están tranquilos porque Mañueco no está como para jugarse la ‘paz social’.

    Antes la salmantina Teresa Rodríguez estaba entre los decoradores del pisito piloto que Vox quiere extender a otras comunidades. Mantenía un perfil bajo y cuando había que colgar un cuadro, la de Gallegos ayudaba. Pero un día Gallardo lanzó otro mensaje desde el pisito de revista y la vida de Teresa dio un giro. Había abierto el vicepresidente las ventanas para gritar hacia Andalucía: “se acabó lo de matar las vacas a cañonazos”, pero el mensaje impactó cual boomerang en el propio consejero de Agricultura, que es de Vox. Si era incapaz de encontrar director general de Producción Agrícola y Ganadera ni con empresa de talentos, a partir de ese nuevo “cuadro” de Gallardo, la situación ya era desesperada.

    Gerardo Dueñas ha estado casi 2 meses en la búsqueda de ese director general sin éxito. En parte porque los colectivos veterinarios más fuertes han hecho piña con el anterior equipo de la Dirección General, que ha salido con la llegada de Vox, y en parte porque nadie se atreve a jugarse el prestigio profesional porque no sabes qué te va a pedir mañana Gallardo. No se pueden matar vacas a cañonazos, al menos es algo que Vox dice que no hará, pero hay un programa nacional de lucha contra la tuberculosis que habla de erradicación.

    Buscaba a un veterinario para estar al frente pero fue imposible porque, aunque pensara que otra política sanitaria es posible -y hay veterinarios que lo creen- pesaba tener en contra a los propios compañeros. Y después de muchas entrevistas y de muchos “noes” y después de la urgencia de llenar una Dirección General que estaba como un erial y que gestiona plagas y otras enfermedades animales, se tuvo que recurrir a Teresa Rodríguez. Seguro que no porque quisiera un puesto, porque el de procuradora es mejor, sino porque no podía estar vacante un día más la única Dirección General que quedaba libre en toda la Junta. Y ya no quedaban candidatos. Ella es ganadera, de Salamanca, está convencida de que la política en sanidad animal debe cambiar, sabe que la tuberculosis es un problema que arruina a ganaderos... ha sido generosa y se ha metido en un lío. Además de tener a gran parte del colectivo veterinario en contra, el Ministerio está atento a cualquier salida de camino y tiene además a los ganaderos de Salamanca presionando para que cumpla con lo que ha dicho su partido. Pero si la tuberculosis aumenta, tendrá a ganaderos de otras provincias en contra porque esta enfermedad es un problema de salud pública que condiciona la posibilidad de operaciones comerciales de toda la Comunidad, no solo de Salamanca. De ser alguien que marcaba sus tiempos, pasa a un puesto que exige cintura. De ser procuradora y mirar a Madrid para no perder la senda de la carrera política, pasa a jugársela y tendrá que volver a ser esa persona cercana que era antes de que jurara su cargo en las Cortes. Ojalá tenga suerte.

    A Vox en ganadería no le quedan más banderas porque el PP acaba de arrebatarle la del lobo con el anuncio de que lo cazará en contra de lo que dice el Gobierno. No se sabe si al final será verdad, porque Suárez-Quiñones ya ha hablado de encontrar antes esa grieta en la orden, pero se ha apuntado un tanto entre los ganaderos. Vox se ha quedado mudo, probablemente porque donde Macarena no hay lobos. En Cantabria tiene frescura: va Revilla y publica que matará 10 lobos y cuando están los ecologistas encogidos por semejante órdago, salta Vox y para anotarse el tanto dice que está bien pero que son pocos.

    Vox tiene piso piloto en Castilla y León y por eso gobierna a gritos desde la ventana, por el bien del partido. Y ya Dueñas, que venía de ASAJA, acaba de perder el apoyo de la misma ASAJA por un grito desde esa ventana. No es tan raro que nadie quisiera ser director general.

    Recupera variable LOGO:
    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png