28 septiembre 2021
  • Hola

La locomotora Salamanca

13 sep 2021 / 03:00 H.

    Confieso mi ignorancia, pero algunas informaciones me dejan perplejo como interesado en los asuntos históricos y literarios de la ciudad. Por eso no sé si ustedes tendrán alguna idea de esta noticia que corto y pego directamente de la Wikipedia:

    “Salamanca es el nombre de la primera locomotora de vapor de éxito comercial, construida en 1812 por Matthew Murray de Holbeck, para el Ferrocarril de Middleton y Leeds. Fue la primera máquina en disponer de dos cilindros, y debe su denominación a un homenaje a la victoria del duque de Wellington sobre las tropas de Napoleón en la batalla de Salamanca - Arapiles para nosotros - que se libró ese mismo año”

    La asombrosa noticia, de la que no tenía ni idea, es emocionante y viene ilustrada por el dibujo a pluma - aún no existía la fotografía- de la rudimentaria máquina de vapor, que asombra por su sencillez. La locomotora es poco más que un gran barril de madera, donde hierve el agua calentada por una rudimentaria caldera de carbón, a la que se han añadido unas ruedas de hierro de cremallera para circular por la vía dentada.

    Hay en la página siguiente otra ilustración de la máquina, está más pictórica titulada “ El Carbonero “ donde se ve en primer plano la figura del mismo y al fondo el humeante perfil de una bocamina de carbón, de la que parte una reata de vagonetas cargadas de mineral arrastradas por la Locomotora Salamanca, que todavía no tenía funciones de transporte de viajeros. Estamos hablando de 1812 y la primera línea de pasajeros se inaugura entre Liverpool y Manchester en 1830.

    Sería buena idea que el Ayuntamiento o la Diputación, se hicieran eco de esta noticia, que hasta ahora es prácticamente desconocida y le dieran alas y presencia entre los símbolos representativos de la ciudad.

    Resultaría un buen apoyo gráfico y publicitario para reclamar con urgencia los trenes que se llevó la pandemia por delante y los nuevos enlaces pendientes con Portugal y Madrid.

    Y metidos en ocurrencias, tampoco estaría mal una Plaza de la Locomotora Salamanca, con su escultura a tamaño real en el centro de la misma. O un cartel con la locomotora como señuelo para las próximas Ferias. Y hasta una taberna “La Locomotora de Salamanca,“ con su menú del día cocinado al carbón. De encina, por hacer patria.

    Recupera variable LOGO:
    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png