19 junio 2019
  • Hola

Juego de Tronos

22 may 2019 / 03:00 H.
Santiago Juanes
El bestiario

Nuestro pasado medieval está cuajado de juegos de tronos que darían para varios episodios. Intrigas, desafíos y desenlaces que solían finalizar en el alcázar de San Juan, que da nombre a la cuesta que asciende por detrás del viejo edificio de la Facultad de Ciencias. De aquel castillo quedan aún algunos restos visibles desde la Vaguada de la Palma. También Ana Pastor, ex presidenta del Parlamento y casi “diputada rasa”, como dijo hace unas horas en Salamanca, ha sido testigo de episodios dignos de la serie. Sus memorias prometen ser sabrosas si cuenta todo lo que sabe y se ha ganado más de un “Gracias Florita”, el cóctel de nuestro Sergio Blanco, coctelero del “Niebla”, que quita el sentido, por su labor en tiempos difíciles. Podría haber coronado esa mixtura de Blanco la comida conmemorativa del aniversario del “Fadrique” guisada al alimón por Nico Sánchez Monje y Víctor Gutiérrez desde el mercado a los fogones. Por los viejos tiempos. No pude estar y lo lamentaré largamente.

Las elecciones tienen su punto de “Juego de Tronos”. Se busca alcanzar el Trono de Hierro por parte de los Siete Reinos. Siete o más. Y los debates forman parte de ese asalto al Trono. En Fonseca –también los Fonseca tuvieron lo suyo—, Carbayo y Mañueco reunieron al empresariado local y la primera impresión es que la mujer aquí gana terreno y lo pierden las corbatas. Alicia Alonso, Sonia Coco, Eva Sánchez, María Marcos, Auxiliadora Hernández, Nuria Temprano, Natividad Pérez, Angélica Bartolomé, Begoña Luis, Eva Terán, Silvia Guillén, Teresa Cid, Begoña San Francisco, Imelda Sánchez, Fely Campo, Concha Ceballos, Raquel Barbero, Maribel Hernández, Carmen Martín, Raquel García, Carmen de Cabo... son algunas de las que asistieron, pero podría seguir con directivas y gerentes de asociaciones o centros comerciales, como Cuca Gonzalo o Carmen Herrera, o Carmen Rodrigo, presidenta de Adventia, o nuestra Eva González, editora de hosteleriasalamanca.es, María José Rivero, responsable de Comunicación de Unicaja Banco en Salamanca... No, ya no es corbata todo lo que reluce en el espacio empresarial y los políticos que aspiran a ese Trono de Hierro ya deben tenerlo en cuenta. En esto también el mundo ha cambiado y creo que aún lo veremos cambiar más. Y a mayores, ayer, en la comparecencia de Mariano Barbacid, vimos cómo la Ciencia se sigue feminizando, como determinadas especialidades de la Medicina. En la política, esta legislatura casi hay tantas mujeres como hombres en el Parlamento y en Salamanca se presenta a la alcaldía de la capital una mujer, que sucede en el intento a Pilar Fernández Labrador cuarenta años después. Ana Suárez ya no tiene que ir saltando charcos por los barrios, como hacía Pilar entonces, a la que invitaban los de las obras a comer el bocadillo de las once. Entonces, ya puestos a recordar, no había debates como el del lunes, donde vimos cuánto queda a nuestros candidatos por conquistar en materia de telegenia.

Es muy probable que los resultados del domingo den paso a otro Juego de Tronos y esté en entredicho algún Trono de Hierro. O no. En fin, que pase lo que pase ya verá cómo será otra sorpresa y exclamaremos que cómo no se nos había ocurrido. Más o menos como han dicho muchos al ver el final de la serie.