07 abril 2020
  • Hola

Islands in the Stream

26 mar 2020 / 03:00 H.

Dedicado a Kenny Rogers,

Albert Uderzo y Gene García

M IÉRCOLES 25 de marzo. 16:26 horas. Llueve en Salamanca, pero en Sancti Spiritus, me dice mi hermana, brilla el sol. Es lo bueno: en algún lugar siempre brilla el sol y esa idea se llama esperanza, un resquicio entre las nubes, el avión sobre la tormenta... Quiero ver el sol entre este cielo cerrado. Que ilumine este mundo cerrado. Que guíe las vidas cerradas. Empty roads y mi corazón parado, como un frenazo salvaje en la autopista, marcas rojas de millones de glóbulos rojos espachurrados en el asfalto de las emociones...

Quiero escuchar música y ver una boda junto al océano, quiero imaginarme cosas chulas, colores y brisas; una boda en la que escucho a Kenny Rogers y Dolly Parton cantar “Islands in the Stream”. La última frontera del Amor: el océano, la brisa, una boda, y “Islands in the Stream” mientras un anillo de platino entra en el dedo de la novia con el ansia del desierto que necesita la lluvia. Y el mensaje es claro, cantan Kenny y Dolly. Muy claro: Sail away with me to another World/Navega conmigo a otro mundo.

Y esta columna es ahora mismo mi velero en mitad del temporal; mi velero para navegar a otro mundo en el que la melancolía se torne futuro, en el que la tristeza se torne alegría y brisa, una palabra en español preciosa. Breeze, una palabra en inglés preciosa... Mi velero, fuerte y poderoso al golpear las olas, es de color añil y con grandes velas blancas, llenas de ruido, llenas de vida en busca del “click” del que me hablaba ayer mi amiga Tere Briones, el que “todos necesitamos para despertar, para ver lo importante”. Les confieso una cosa: ahora mismo sueño con ese “click”, el que hace volar a las palomas, el que te dice “todo va a estar bien” Y la canción sigue decorando la boda, con los invitados bendecidos por el sol del primer atardecer: No llorarás más... We start and end as one. In love forever. Después de ti no hay nada, baby.