Borrar
EL APUNTE

Dani Rovira y los animales objeto de su España profunda

Martes, 28 de noviembre 2023, 05:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

DANI Rovira ha asegurado en una entrevista en Diario Sur que en la España rural aún se cree que el animal es un objeto. Desvela que se ha dado cuenta de esto cuando ha ido a la España profunda (así la llama), bien al pueblo o de excursión. Y, como era de esperar, sus palabras no han sentado muy allá en la España rural (no en la España profunda, que él sabrá cuál es).

A Rovira le hicieron la entrevista por el programa sobre perros que ha estrenado y que en su primera emisión tuvo de protagonista a Mercedes Milá. Ahí estuvo ella partiendo papelitos para ver si venía su perro y su perro, al que se ve que no le va el circo, no le hizo ni caso.

El de Dani Rovira es el ejemplo de programa de urbanitas. Podría invitar al pastor de Lagunilla para que le hable de sus mastines. Y que le pregunte dónde tiene y cómo cuida a los ya viejitos para agradecerles su vida de trabajo. O que lleve un día al cabrero de Castillejo, ya jubilado, y le pida que le explique cómo cogía a cada cabrito recién nacido en el monte y con qué mimo lo cuidaba. O que hable con Paco y le confiese de dónde saca el ánimo para estar, con ola de calor o bajo cero, con las ovejas. Dice que es para que estén mejor, que cómo las va a dejar sin el paseo. Que lleve a ese ganadero ya mayor que veía como la EHE le mataba a esa vaca que nació en su explotación. Y ese hombre lloraba, Dani. Y esos no tienen voz en el programa.

A lo mejor es que la España rural no es la España profunda que se quiere dibujar. Y a lo mejor se confunden en ciudades al perro con el sobrino o con el hijo que no tengo. Y a lo mejor es que la diferencia está en que para los ganaderos, el perro es un perro y la vaca es una vaca. A lo mejor el equivocado es el que piensa que un ternero es el colega, o el que cree que un perrito disfruta si le vistes como a un lindo muñeco. Sí, como a un objeto. El campo merece un respeto y bastantes más voces que lo defiendan.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios