Borrar
Opinión

Lo de Broncano

Es que va a ganar más dinero que el que recibe Felipe VI para el sostenimiento de la Jefatura del Estado

Sábado, 13 de abril 2024, 05:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Pues olé por Broncano, que se lleva un contrato para envidiar. Además estará en su nuevo programa Jorge Ponce, que habla de Salamanca. Ya dijo en «La Resistencia» aquello tan gracioso de que es una ciudad con universitarios y con gente mayor quejándose de los universitarios. Luego comentó eso tan entretenido y para partirse de risa de que, acabada la carrera, salmantinos «van a desovar a la costa para darles a sus crías un lugar mejor. Luego ya cuando están acabando el ciclo de la vida, remontan el Tormes, vuelven a Salamanca, votan al PP y mueren». Se rieron mucho Broncano y él.

Y Broncano, del que se escribe tanto pero que muchos no conocen, dijo aquello de que si Bolsonaro tuviera una hija en España, sería Ayuso. En Moncloa gusta, les hace gracia. Y ahora Pedro Sánchez quiere hacernos partícipes al resto de los españolitos de esta chispa y dejarnos muy claro que es mucho mejor que Pablo Motos. Y por eso RTVE, es decir, todos nosotros, le ha cerrado a Broncano un contrato de 28 millones. Y a este precio le ha tenido que sumar el Gobierno una presidenta de RTVE, un director general de contenidos y también 15 minutos del Telediario. Todo es poco.

Y como Moncloa ve que lo vale, Broncano será intocable los primeros 18 meses por contrato. Y esto ocurre en una televisión privada y ves que es estupendo, que viva Broncano y lo bien que negocia, pero pasa en la pública y vaya, que me gustaría que mis impuestos fueran para ayudar a los enfermos de ELA, por ejemplo. O para tener más médicos. O para educación. Pero no. Son para Broncano. Y 28 millones a lo mejor dan para mejorar un poquito el tren entre Salamanca y Madrid.

Pero esto es hablar por hablar y demagogia barata, que lo importante es Broncano. Y la tele pública, ese nuevo juguete que ya se ha quedado Moncloa. Se vio en los Goya, cuando Inés Hernand, entre eructo y eructo, le dijo a Pedro Sánchez aquello de «eres un icono, presi, ¡te queremos!» Y entonces hubo un tierra trágame en forma de comunicado del Consejo de Informativos de RTVE, que fue demoledor. Y en él firmó una riña monumental a la influencer y le recordó que cualquier contenido que lleve la marca de RTVE debe cumplir con los estándares de calidad y neutralidad recogidos en el libro de estilo y que bla, bla, bla. Y Pedro Sánchez parece que se rio mucho porque contestó a la bronca en su X con un «Inés Hernand, el icono eres tú».

Y ahí ya se vio que no quedaba nada de lo que dijo en 2016, aquello de que quería una televisión «independiente y plural». Tampoco de eso que señaló en 2018, que iba a acabar con la «televisión de partido» y que muy mal eso de externalizar producciones. Y vino lo de que para Broncano tampoco haya líneas rojas y que libertad total. Y la duda es si seguirá con sus preguntas de drogas y sexo o las aparca. Pero lo que él diga.

Y pese al ninguneo al Consejo de Informativos, es curioso que no hayan vuelto esos «viernes negros» que protagonizaron los trabajadores de RTVE y que se acabaron con la llegada de Sánchez a la Presidencia. De negro pedían los trabajadores en antena una televisión pública despolitizada e independiente. Ahora, en el peor momento de RTVE, ya no.

Es que Broncano va a ganar bastante más que lo que recibe Felipe VI para sostener la Jefatura del Estado. Pues olé por él. El debate debería ser si esto es normal y no, no lo es. Y también si es necesaria una tele pública cuando se recorta hasta el telediario porque otro programa no le gusta al presidente. Para él sí es necesaria porque pone la 1 y se encuentra lo que quiere ver, a la carta, en «su tele», y lo que quiere que veamos. El problema no es Broncano.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios