Borrar
Opinión

Nuevas aficiones

Hay una multitudinaria y nueva generación de aficionados al fútbol en la ciudad más implicada, leal y partícipe de lo suyo

Viernes, 21 de junio 2024, 06:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

A los que vivimos otra época del fútbol salmantino -los años del «es que son muy malos»- nos sigue sorprendiendo positivamente la fiebre futbolera que se respira ahora en la ciudad.

El Salamanca UDS va camino de meter a 15.000 personas en el estadio Helmántico para ver un partido de quinta división entre los salmantinos y el filial de un filial que incluso está teniendo que tirar de juveniles porque los que antes eran del equipo C, subieron al B…

Pero es que en el otro 'bando' del fútbol salmantino, el Unionistas ha puesto a la venta sus abonos de la próxima temporada y en apenas unas horas ya había despachado cerca de 600 carnés.

Si todo va bien, para la próxima campaña habrá -perfectamente- en torno a 11.000 salmantinos abonados entre los dos clubes de fútbol de la capital, que son cifras que la UDS solo consiguió -y con apuros- cuando militaba en Primera División.

Como somos muy de pasar facturas y reabrir heridas, hay quien todavía se pregunta con cierto rencor que dónde estaba toda esta gente cuando la Unión Deportiva Salamanca agonizaba y necesitaba el apoyo de la ciudad. Cuando se convocaban ampliaciones de capital y solo invertían cuatro, cuando se le regalaban entradas a los socios y las acababan tirando porque no convencían a nadie para acompañarles.

Pues algunos estarían en un columpio, otros en la cuna y los más jóvenes no serían ni proyecto de espermatozoide. No estaban. Esta afición no existía hace 15 años. De hecho, si la UDS hubiera contado con una masa social fiel de más de 10.000 aficionados como los que hay ahora entre ambos clubes, nunca se sabe, pero es muy probable que el desenlace hubiera sido diferente.

Una buena pregunta para estas nuevas generaciones de futboleros sería la de -en el que caso de que fuera posible elegir- si prefieren su actual club o el regreso de la Unión Deportiva Salamanca, tal y como era: una Sociedad Anónima Deportiva.

Si se le pregunta a los aficionados del Salamanca UDS votarían a favor del regreso de la Unión. De hecho llevan años reclamando la conversión del club en una SAD en la que pueda entrar accionariado nuevo que desplace el poder total del actual dueño

Si se le pregunta a los aficionados del Unionistas intuyo que se quedarían como están. Cierto es que el lema del equipo es el de homenajear a la UDS, pero no creo que a la Unión la sintieran tan suya como sienten a este equipo. Tampoco creo que aceptaran regresar al modelo clientelar de aficionado que ahora desprecian, ni que se sintieran cómodos con un presidente-máximo accionista que puede hacer y deshacer sin rendir explicaciones a nadie.

Esta es otra de las claves de la nueva situación del fútbol salmantino: que los aficionados están muchísimo más implicados y se sienten más partícipes.

En el caso del Unionistas, porque realmente ellos son el club. En el caso del Salamanca, porque la estructura de la entidad es tan frágil que si un aficionado le pone ganas se mete hasta la cocina.

No le demos más vueltas. Que vuelva a haber tantos miles de aficionados dispuestos a ir al fútbol en Salamanca es una magnífica noticia. Esto es como cuando un equipo queda campeón con una media de edad en la plantilla de veintipocos años: sabes que el futuro está asegurado durante un buen tiempo.

Esta nueva afición post-UDS promete desarrollar una fidelidad mucho más alta que la de hace dos décadas porque ya se sabe que está a prueba de descensos, decepciones y categorías de mierda.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios