20 enero 2022
  • Hola

Eternamente, Yolanda

04 dic 2021 / 03:00 H.

    YOLANDA Díaz no parece una cínica. Quizás porque viste bien, nada de la larga melena sucia de los cínicos de Antístenes. Pero lo es porque lo fundamental para el cínico es la autarquía, la huida de todo condicionamiento exterior para regir su propio destino. Cínico es el que miente con descaro, como Yolanda. Como Pedro Sánchez, según mantiene Yolanda. Como Pablo Iglesias, según desvela Yolanda.

    Indolente, convencida de que a estas alturas mirar atrás no la puede convertir en estatua de sal, así es Yolanda. Y segura además de que a otros, como a Pedro Sánchez o a Pablo Iglesias, echar la vista atrás o más bien que la echemos les puede dejar como a la esposa de Lot y podrá así adelantarles en la carrera.

    El Gobierno se fue de fiesta en lugar de tomar medidas contra la covid, dice Yolanda.

    Y lo de menos es que ella sea una cínica y Pedro y Pablo y el resto del Gobierno de entonces. Lo duro es pensar que las muertes se pudieron evitar, aunque solo fuera una. Esa madre, ese hijo, ese amigo... que se fueron sin que fuera su hora. Y con lo que dice Yolanda, esa sensación de que muchos de ellos no deberían habernos dejado, vuelve.

    Saber, como dice Yolanda, que el Gobierno conocía que llegaba la covid y lo ocultó para que nada le amargara su 8-M, estremece. No debería ser verdad. Saber, como apunta Yolanda, que nuestros sanitarios, policías, militares... se protegieron con bolsas de basura y afrontaron sin mascarillas la lucha contra la covid porque el Gobierno prefirió ir de fiesta antes que de compras de equipos de seguridad, se escapa de cualquier cálculo de humanidad. Como pensar en cuántas vidas se perdieron porque había que salir a la calle el Día de la Mujer y que a partir del 8-M vino el colapso de hospitales, la imposibilidad de realizar pruebas, o de prestar siquiera una cama... o llegaron esas despedidas a la puerta del Hospital que acabaron en cita en el cementerio.

    Y ahora dice Yolanda que el Gobierno sabía que todo iba a pasar. Cuántas muertes por covid y cuántas por enfermedades no atendidas se llevó una fiesta.

    Sí, cínica. Porque solo una persona cínica puede advertir al Gobierno de lo que va a venir, dar el paso de elaborar una guía que solo se sostiene con información privilegiada y, después de no ser tenida en cuenta, convertirse en cómplice y decirnos horas después que “no está pasando nada”. Impertérrita, como si el apocalipsis que presagió se hubiera evaporado, engañándonos por no convertirse en estatua de sal y verse obligada a salir del Gobierno. Cínica porque nos mintió una y otra vez después de saber lo que sabía, que la covid llamaba ya a nuestra puerta pero para tirarla, como había ocurrido en Italia. La creíamos y nos engañaba. Igual que Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, dice Yolanda.

    Nos acostumbramos a que eran muertes por la pandemia y hasta llegamos a asumirlo por supervivencia mental casi como catástrofe natural. Pero dice Yolanda ahora que no, que el Gobierno sabía lo que nos venía. Y la confesión de Yolanda se puede quedar en el revolcón político al PSOE y Podemos con una de esas comisiones de investigación que nace inútil, o permitir la reapertura judicial del caso.

    Merecemos conocer la verdad. Decía Carmen Calvo para justificar la Ley de la Memoria Histórica que “no seríamos una gran democracia si no somos capaces de enfrentarnos con justicia a nuestro pasado”. Y pasado también es el marzo de 2020. Memoria histórica es saber si Yolanda, que es vicepresidenta y la ministra mejor valorada por los jóvenes y los votantes de Podemos y del PSOE, tiene razón y las actas decían una cosa y Fernando Simón otra. Es saber si el resto de miembros del Consejo de Ministros fueron tan canallas como Yolanda, capaz de tapar la verdad con una mentira tras otra aunque nos fuese la vida.

    Yolanda ya ha confesado, pero sigue en el Gobierno y aspirará a la Presidencia. Es Yolanda, musa de la izquierda, cínica de melena limpia que ha demostrado que aspira a ser eternamente, Yolanda.

    Recupera variable LOGO:
    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png