23 mayo 2022
  • Hola

El poder de lo rural

24 ene 2022 / 03:00 H.

    El día en que la Feria Internacional de Turismo de Madrid (Fitur) cerraba las puertas de una exitosa y esperanzadora edición, el mundo rural tomaba el centro de la villa y corte para alzar la voz ante los constantes ataques que sufre. Resulta paradójico que, mientras en Ifema las regiones españolas y muchos otros países hacían una apuesta por las experiencias de naturaleza, las marcas de calidad, el regreso y defensa de las tradiciones y el turismo rural, los hombres y mujeres que se deberían beneficiar de este concepto de viajes, agonicen sin que los poderes fácticos muevan ni un dedo.

    Es muy loable que las instituciones más cercanas al ciudadano y a esos problemas de la denominada ‘España vaciada’ tengan claro que el turismo es una de las tablas de salvación del medio rural. Te reconforta ver que las rutas del vino de la Sierra de Francia y Arribes innovan de forma constante para hacerse un hueco en este competitivo segmento y, por ende, dar motivos a los pequeños productores de estas comarcas para que sigan con su sueño. El enoturismo ayuda a fijar población y permite que las viñas no acaben convirtiéndose en pasto de la maleza como ocurrió no hace mucho tiempo. Resulta también muy satisfactorio que la Diputación de Salamanca dé una vuelta de tuerca a su ruta del Toro Bravo con la puesta en marcha de paquetes de actividades en algunas ganaderías que van más allá de la visita clásica. Estoy seguro de que cualquiera que llegue a Salamanca sin prejuicios y con una mentalidad abierta y pase un día en cualquiera de las fincas que forman parte del programa, acabará con una idea totalmente diferente del mundo del toro y es probable que, como mínimo, lo respete y admire. Son momentos para presumir sin complejos de las ganaderías de bravo y de ese paisaje domesticado por el hombre que es santo y seña de nuestra tierra, la dehesa. Un ecosistema que sin la ganadería no sería posible por mucho que algunos ignorantes ‘comenabos’ prediquen lo contrario.

    Y no solo menciono las buenas ideas que llevó Salamanca a Fitur. Me gustó que Castilla-La Mancha promocionara sin complejos en sus degustaciones la carne de caza. Precisamente otro sector mancillado por los que solo entienden una vida urbanita a base de tofu, semillas de chía y soja. Valoro la valentía de Arganda del Rey, difundiendo sin complejos su vínculo inquebrantable con el toro. Son solo algunos ejemplos de los destinos que apuestan para atraer visitantes por sectores que, por otro lado, se encuentran perseguidos. Paradójicamente esos inquisidores de lo rural son los que discursean de ecología, sostenibilidad y Objetivos del Milenio. Unos principios que llevan décadas practicándose en nuestros pueblos. En ellos siempre se ha hablado, aunque con otras palabras, de alimentos kilómetro cero, reutilización, reciclaje, compostaje, etc.

    Sin embargo, y aunque todos tenemos claro que el medio rural es el refugio y la esperanza de un mundo perverso, derrochador, pandémico y caníbal, los iluminados de turno se creen que su enfermizo y demente modelo de vida es el que nos va a salvar del caos. Mentes degradadas y sectarias como Alberto Garzón, el vil vocero de un movimiento que ha forzado a que miles de personas dijeran ayer basta en las calles de Madrid. Agricultores, ganaderos, cazadores, pescadores, cetreros, taurinos, caballistas que están hasta el gorro. Que viven la cruel paradoja de la persecución a un trabajo totalmente reglado y controlado mientras a diario entran a nuestro país todo tipo de productos que suponen una indemne competencia desleal al carecer de trazabilidad y vigilancia. Están cansados de que, además de todo ese acoso, sus pueblos carezcan de los servicios mínimos bajo la excusa estúpida de que “no son rentables”. Habrá que seguir reivindicando al medio rural como motor turístico, pero también como motor vital para que nos salve de esta escalada irracional que pretende acabar con una forma de vida ejemplar.

    Recupera variable LOGO:
    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png