27 febrero 2021
  • Hola

El ‘milagro’ de Trump

    ¿Ha dicho que contagiarse del coronavirus es una bendición de Dios? Sí, confirmado: ha dicho que es una bendición de Dios.

    Donald Trump ha hecho en una semana el doble de lo que los negacionistas vienen intentando durante los últimos ocho meses.

    El negacionismo no es decir tajantemente que el virus no existe, o que es un efecto secundario de la cobertura 5G. Eso es ser simplemente un tarado.

    Negacionismo es quitarse la mascarilla en público pese a estar infectado, como restándole hierro al asunto. O decir que te acabas de contagiar, pero que aún así te sientes “mejor que nunca”, desmintiendo también las secuelas que deja esta enfermedad a miles de personas.

    Hay gente a la que le hace falta muy poco para autoconvencerse de que esto no es para tanto y que no va a suceder nada por tomarse unas copas en un bar hasta arriba, o por hablar apiñados sin mascarilla, siempre que sea en la calle.

    El mayor altavoz del planeta se ha encendido para que una caricatura de líder grite que lo del virus sí... pero a la vez no. Que él ha probado un remedio milagroso y que -quédense todos tranquilos- lo va a distribuir gratis. Vamos, que no hay que tener ningún miedo y que si queremos darnos algún caprichito sin mascarilla podemos hacerlo. En el peor de los casos tendremos algunas molestias, pero en cuanto nos den la pastilla en dos días estaremos sanados.

    Es uno de los mensajes más peligrosos que se han lanzado desde que empezó la pandemia.

    Peor que cuando sugirió meterse haces de luz ultravioleta “por algún lado del cuerpo” o inyectarse desinfectante.

    Peor que aplaudidos periodistas cuando decían que “esto no es más que una gripe”, o Fernando Simón asegurando que si su hijo le pedía permiso para ir a una manifestación no le pondría impedimento alguno.

    Resulta que en el Hospital de Salamanca se van a empezar a ensayar algunos fármacos monoclonales, muy en la línea de lo que le han enchufado a Trump -dando por hecho que
    realmente se haya contagiado- y ya avisan que la hoja de ruta contempla muchos meses de recorrido y muchos muertos por el camino.

    Pase lo que pase ese fármaco ya tiene garantizada la venta de millones de dosis gracias al paripé de la Casa Blanca, pero la realidad es que ni uno solo de las decenas de productos que se han ensayado y administrado en Salamanca han tenido el efecto milagroso que ‘vende’ Trump. Pero es que ni por asomo. De hecho, la gran frustración de médicos e investigadores es que los productos que se están utilizando frente al COVID tienen una influencia, no digo anecdótica, pero sí mucho más baja que los que se emplean en otras enfermedades.

    Decirle a la gente que existe una especie de píldora COVID del día después es ya lo que nos faltaba.

    Esta semana me llegan los primeros dimes y diretes de contagios a gran escala relacionados con pisos y fiestas de universitarios en Salamanca. “Verás la próxima semana cómo suben los contagios en la capital”, me apuestan desde Urgencias.

    Le echo un vistazo a las redes sociales de mis amigos más jóvenes y me los encuentro sonrientes, cubata en mano y mascarilla en codo.

    Esto se ha convertido en un pulso de egoísmos. A ellos no les preocupa la ficha que pueda caer tras el efecto dominó de su copita y yo, sinceramente, tampoco temo por ellos. Temo por una Nochebuena deprimente con tablets sobre la mesa y videoconferencias en lugar de seres queridos. Temo por una noche de Reyes sin cabalgata. Me preocupo por todos esos establecimientos que ya no sean capaces de reabrir si les toca afrontar un nuevo confinamiento.

    Es un contraste triste de lo que importa. Unos revisando nerviosos el móvil por si les llega un match o un like, y otros refrescando la página de la incidencia acumulada, deseando que la cifra no llegue a 500 porque saben que Sanidad no dudará un instante si hay que echar el cerrojazo en Salamanca.

    Recupera variable LOGO:
    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png