17 agosto 2022
  • Hola

¿Debe dimitir Quiñones?

25 jun 2022 / 03:00 H.

    El incendio de la Sierra de la Culebra deja desolación, el vídeo de las patadas al coche de Mañueco y el del desprecio del hombre, mayor, que le dice a Pedro Sánchez, “¿tú lo vas a arreglar? ¿pero qué vas a arreglar tú?”. Ha dejado también el anuncio de lluvia de millones y al consejero Suárez-Quiñones al borde del precipicio. Si sopla Mañueco, aunque sea poquito, se cae. Pero al menos hoy no parece que esté por soplar.

    ¿Debe dimitir? Es difícil de entender que no se adelantara el operativo, que se dejara para el 1 de julio porque la ola de calor era factor de riesgo. Ahora bien, con los datos de la Junta estaba listo más del 25%: de 302 ingenieros faltaban 30; de 836 agentes medioambientales y celadores, 59; de 94 autobombas había 90; de 23 medios aéreos, 18. Estaban el 60% de cuadrillas a pie. Se notaba falta en el refuerzo nocturno, con 1 de 11 cuadrillas. Con estos medios, más los refuerzos habituales, se apagaron en Castilla y León 98 incendios esos días, no solo ese.

    Si los medios hubieran sido más, ¿el incendio habría sido menor? Según la UME, el fuego avanzaba fuera de la capacidad de extinción. Es decir, que hubo que retirarse para evitar víctimas. Este incendio ha sido de los peores de España: quemaba 1.300 hectáreas por hora, saltó un embalse de 500 metros, cortafuegos, avanzaba a una velocidad de 4 kilómetros por hora ... y llegó un momento en el que solo se podía frenar con contrafuegos. Fueron 9 focos por rayos en una de las zonas más madereras. Los vecinos tardaron en ver aparecer a gente que lo apagara. Según la Junta, a las 19:48 se detecta -ni idea de cuánto podía llevar activo- y a las 20:04 llega el primer equipo. Ese día, con menos medios que los posteriores, el fuego apenas quemó superficie. El último, cuando había más gente, arrasó 11.400 hectáreas. En casi la mitad de tiempo que estuvo activo la prioridad solo podía ser salvar vidas y en la cabeza se encontraba Guadalajara con 4.600 hectáreas quemadas y 11 bomberos muertos. Y aquí fueron 30.000. ¿Con más medios se hubiera frenado al volcán de La Palma?

    ¿Debe dimitir Quiñones? Creo que no. ¿Hacen falta más medios? Seguro. Prorrogar presupuestos ha aplazado la inversión y ahora debe ser mayor porque cada vez tenemos más despoblación, más monte, más campo abandonado. ¿Se ha utilizado el incendio para forzar mejoras laborales? Sin duda. “Zamora somos todos”, gritaban los forestales y con carteles pedían que se les reconociera como bomberos o que los brigadistas cobraran más de 1.000 euros. ¿Tiene eso algo que ver con apagar el fuego? No. La Junta tiene los mismos problemas que el resto de “empresas”: la sociedad ha cambiado, se busca calidad de vida. Y es difícil encontrar quien limpie el monte cuando, con ayudas, desde casa puedes ganar casi lo mismo. Lo que mola es ser bombero o policía rural y además funcionario. Y claro que Andalucía tiene más dinero para incendios, y para todo, porque el presupuesto se asigna por habitante y somos la comunidad más extensa y vacía. Tenemos un problemón. Pero que no digan que Castilla y León tiene malos servicios de extinción porque no es cierto.

    El monte ardió. Dicen que por no hacer caso al cambio climático. Venga ya. Ardió porque eso es una selva, una conquista de la naturaleza. En los 50 era zona agrícola y ahora, micológica y maderera. Piden que se limpie 365 días al año y solo son capaces de hacer eso vacas o cabras, y suéltalas allí con 45 manadas de lobos. Dicen los conservacionistas que La Culebra es convivencia. Por favor... si solo quedan 35 ganaderos.

    El incendio pone sobre aviso de que el problema de Castilla y León está en la despoblación, en el abandono del monte, en la expulsión de la gente. Y hay que actuar. No puede ser que por la Ley de Montes a ciertos años un terreno sin uso agrícola pase para siempre a ser forestal o no puede ser que en Arribes, en la zona salmantina, no se puede hacer ni un camino que baje al río y en la portuguesa, con la misma normativa comunitaria, sí, y allí se puedan cuidar bancales y aquí no. Se ha prohibido tanto, que el joven que quería hacer algo se ha tenido que largar, aburrido. Y así se han abandonado almendros, viñedos, olivos... producciones que ahora se ven con futuro, pero cuando ya no hay gente. No puede ser que haya ganaderos en la zona del embalse de Almendra que se tengan que ir porque el lobo les arruina y tengan que poner encima buena cara cuando vienen los conservacionistas de turno, el primero el Gobierno, y les cuentan lo bonito que es este animal y lo bello que corre.

    Quiñones debería hacer algo más como modificar la Ley de Montes para favorecer la vida, igual que debería trabajar para que las placas solares no se coman las tierras agrícolas antes de que sea demasiado tarde o darle una vuelta a las quemas agrícolas que limpien el campo siempre que le deje el Gobierno de España, más ecologista que ninguno, y el de Europa, que con la que está cayendo su preocupación está en que no se utilice ni un solo producto químico. Luego, cuando no tengamos qué comer, tendrá que cambiar de nuevo la normativa, como ocurrió con el cereal, y llegarán productos cultivados no se sabe cómo. ¿Debe dimitir el consejero? No. ¿Hay que cambiar muchos aspectos para intentar que un incendio así no vuelva a producirse? Desde luego.

    Recupera variable LOGO:
    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png