01 diciembre 2020
  • Hola

Cuídense

    Se ha hecho viral una pancarta que, en medio de esta situación, nos ha obligado a esbozar una sonrisa, porque resume lo que los ciudadanos estamos viviendo en esta pandemia con 17 comunidades y dos ciudades autónomas, cuya gestión sanitaria es estatal. Diecisiete normativas distintas que pueden cambiar cada día, cada semana, cada quince días o los fines de semana. ¡Ah¡, se me olvidaba, si además viajamos o vivimos en Madrid tenemos que tener en cuenta qué calles están confinadas y en cuáles se pueden transitar libremente. Isabel Díaz Ayuso es así. Un espíritu libre. Lo que ocurre en este país no es posible imaginarlo en ningún otro. Tremendo.

    Uno de los coches de los hosteleros que salieron el miércoles en caravana de protesta portaba una pancarta en la que se podía leer: “Mamá, ¿a qué hora vengo?, no sé, mira el BOE”. La frase resume perfectamente, aunque con mucha ironía, lo que nos está ocurriendo.

    ¿Quién puede memorizar todo el “exceso-normativo” al que estamos sometidos? Aunque quisiéramos cumplir fielmente las recomendaciones sanitarias, siempre habría algo que se nos puede escapar. Cada uno hace lo que le da la gana -como Isabel Díaz Ayuso- o lo que Dios le da a entender, como el resto. Lo que está claro es que hasta la sobreactuación normativa llega tarde. Las intervenciones quirúrgicas ya no sirven para contener la expansión desorbitada del “bicho”. Países que han sido un ejemplo, como Alemania, han tomado decisiones más drásticas y mucho antes que nosotros, que nos entretenemos en discutir si son galgos o podencos o cómo liquidar el régimen democrático lo más rápido posible, con la inestimable ayuda del Partido Socialista gobernante

    ¿No podemos, por una vez en la vida, actuar como una nación, con un mando único y con unas normas homogéneas y sencillas para que la ciudadanía pueda cumplir?

    Nos arrasa una pandemia mundial, y las comunidades tienen que pelear en los mercados por test, reactivos, por rastreadores, por respiradores, por medicinas y por recursos humanos: médicos y enfermeras para que los hospitales no colapsen, como están a punto de hacerlo. ¡No quiero ni imaginarme cómo será la lucha cuando salga una vacuna!

    España es una nación, no diecisiete reinos de Taifas peleando entre ellos. No es razonable que nosotros mismos nos peguemos por conseguir recursos para curar a españoles, mientras se pone en riesgo la salud de otros españoles porque sus comunidades carezcan de recursos.

    La canciller Ángela Merkel se plantó el miércoles ante los länder (las “regiones” federales de Alemania) y les dijo: “Hay que actuar, y hay que hacerlo ahora”.

    Merkel había intentado negociar sin éxito. Entonces tomó el timón, como hacen los líderes, y decretó el confinamiento en todo el país desde el próximo día 2 de noviembre y durante dos semanas, cuando se volverán a reunir para valorar la evolución de la epidemia. Eso sí, garantizado a los sectores afectados una facturación. Con mejores cifras que nosotros, con muchos menos contagios y más recursos sanitarios. La diferencia es que Merkel ejerce el liderazgo, aunque tenga un coste y adopta medidas antes de que el sistema sanitario colapse.

    Lo preocupantes es que con sus datos, la canciller aseguró que los rastreadores ya no pueden hacer su trabajo de modo efectivo y han perdido el control y que un 75 por ciento de los contagios no se sabe de dónde vienen. ¿Y nosotros?

    A Pedro Sánchez lo único que se le ha ocurrido es decretar un estado de alarma de seis meses, mancillando al Parlamento y pisoteando derechos fundamentales. Lo suyo es explicar por qué tanto tiempo y para qué. Lo suyo es acudir a la sede de la soberanía nacional y explicar la evolución de la pandemia cada 15 días y negociar una prórroga cuando sea necesaria.

    Cuídense, porque si no nos protegemos a nosotros mismos, a nuestras familias, a nuestros compañeros y a nuestros amigos, los políticos no lo van a hacer por nosotros.

    Recupera variable LOGO:
    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png