14 julio 2020
  • Hola

Cuando aprendamos

14 ene 2020 / 03:00 H.
Juan Mari Montes
Cuaderno de dudas

1 de diciembre de 2019. El Barça visita el Wanda Metropolitano. En las filas del equipo visitante se alinea el que fuera uno de los jugadores que más alegrías dio al Atlético de Madrid durante los últimos cinco años, el francés Antoine Griezmann. De pronto, desde los primeros compases del encuentro, se eleva sobre el ruido ambiental un cántico entonado por cientos de voces en la grada. ¿Será un canto de agradecimiento por los 180 goles conseguidos por “El Principito” vistiendo la camiseta rojiblanca? No. Escuchemos con atención. Dice: “Griezmann muérete”, “Griezmann muérete”, “Griezmann muérete”.

Alguien extorsiona al entrenador del Málaga, Víctor Sánchez del Amo, con la difusión de un vídeo íntimo. Lejos de salir en su defensa, los responsables del club lo suspenden de empleo y sueldo y posteriormente lo destituyen. Por si no tuviera ya bastante castigo la víctima de todo esto con la extorsión y la difusión del citado vídeo, hundámosle un poco más dejándole sin trabajo diciendo que ese vídeo, aunque nadie sepa por qué motivo, perjudica la imagen de un club al que sólo le ha faltado iniciar una investigación para encontrar al extorsionador y anunciarlo como próximo entrenador del Málaga.

¿Existe algún país en el mundo tan reaccionario que entre otras cosas prohíba a las mujeres el acceso a un campo de fútbol hasta fechas muy recientes y donde, a día de hoy, sólo se le permita ocupar determinadas zonas de las gradas apartadas de los hombres? Sí, Arabia Saudí. Como premio a ello, convirtamos a ese país en la sede de la próxima edición de nuestra Supercopa blanqueando sus barbaridades, alabando que en esta ocasión excepcionalmente las mujeres podrán entrar al campo y colocarse donde quieran, como cualquier hombre. Malo será que entre los cuatro equipos en competición se haga público que alguno de los futbolistas pudiera ser homosexual, por si resulta encarcelado antes de volver a nuestro país. Celebremos, sin embargo, el hecho de los millones de euros de beneficios que el asunto nos reportará. La idea tan genial y estupenda, se la debemos a los máximos responsables de la Federación Española de Fútbol.

Realmente, qué maravilloso será el fútbol, cuando aprendamos a mantener lejos de él a tanto indeseable.