08 marzo 2021
  • Hola

Con todos mis respetos

    Hay que ver cómo se ha puesto la cúpula de la Iglesia porque un puñado de humildes católicos y otros cuantos ciudadanos quieran defender su pequeña diócesis, seguramente unos movidos por sus creencias y otros por motivos sentimentales o históricos, pues Ciudad Rodrigo y su diócesis están ligados por su historia desde 1174, cuando fue reconocida por la Santa Sede.

    Ciudad Rodrigo ha perdido tantas cosas, que no quiere quedarse sin un obispo propio e independiente de Salamanca. Creo que es algo comprensible. No alcanzo a entender cómo a la Conferencia Episcopal les puede molestar tanto que los mirobrigenses defiendan lo suyo. En un momento escaso de fieles y de apóstoles que estén dispuestos a predicar la doctrina de Jesucristo, los elegidos, los que tienen sus despachos en las grandes ciudades dan la espalda a un puñado de católicos, que viven en una recóndita tierra al oeste de oeste, a la que los políticos llaman la España vaciada. Creo que antes de que los políticos den definitivamente la espalda a estos pueblos de la raya con Portugal que tan pocos votos aportan al sustento de sus poltronas, será la Iglesia la que los abandone. Todo lo contrario a lo que hubiera hecho Jesucristo que, como bien sabe la cúpula de los obispos porque predica el Evangelio desde los púlpitos de los templos, siempre estuvo al lado de los pobres y de los humildes.

    Ayer, los que manejan la Iglesia se comportaron como vulgares caciques, coaccionando a un procurador de un partido político para que no rubricara una declaración institucional de las Cortes de Castilla y León en defensa de un obispo propio para Ciudad Rodrigo. El político de Por Ávila cambió de opinión por motivos que solo él podrá explicar tras una llamada del obispo de Ávila, José María Gil Tamayo, alertado probablemente por el emérito de Ávila que ejerce como administrador apostólico en Ciudad Rodrigo, Jesús García Burillo, que de no enmendar sus errores terrenales pasará a la historia como el exterminador de la diócesis.

    Don Jesús ya intentó hace poco más de un mes amordazar a los sacerdotes con una carta en la que les exhortaba a callarse ante la tardanza -el anterior obispo dejó la sede vacante en 2018- en nombrar obispo y la preocupación por el hecho de que pudiera desaparecer la diócesis como tal y pasar a depender de Salamanca, algo posible porque no es la primera vez que se ha intentado.

    Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios. Pero dicho esto, las instituciones tienen la obligación política y moral de recoger el sentir de los ciudadanos y el sentir de los ciudadanos de Ciudad Rodrigo es de una honda preocupación por la demora en el nombramiento de un obispo, una dilación de conduce a pensar que, de una u otra manera, lo que pretende la Iglesia, la Conferencia Episcopal o el papa de Roma, es eliminar una diócesis pequeña, humilde y en cierta medida desamparada y alejada de los centros de poder y de decisión.

    No entiendo las razones por las que molesta tanto que los católicos de Ciudad Rodrigo queramos tener un obispo propio. Es difícilmente comprensible que a la cúpula le haya molestado tanto que los paisanos de un pequeño rincón de España se movilicen para que no les quiten a su “pastor” – el administrador apostólico habla, con cierto desprecio, de levantamiento, pero nada más lejos de la realidad pensar en una actuación bélica-. ¿O es que acaso esta Iglesia ya solo atiende las razones de los poderosos o de los grandes?

    El problema de la Iglesia no son los aforos en tiempos de pandemia. El problema de la Iglesia es que por actuaciones caciquiles como las de ayer, entre otras, están expulsando a los fieles.

    Le invito a Don Jesús García Burillo o a don José María Gil Tamayo a que se pongan al frente de la movilización pacífica en defensa de los católicos de Ciudad Rodrigo que, aunque sean humildes, también tienen derecho a tener una diócesis propia. Y el procurador de Por Ávila debería explicar las razones por las que primero respaldó la declaración institucional y después se arrepintió.

    Recupera variable LOGO:
    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png