28 septiembre 2021
  • Hola

Canibalismo y coprofagia

13 sep 2021 / 03:00 H.

    Hace unos días seguí con interés un documental de National Geographic sobre el canibalismo en el reino animal. Especies como los sapos de caña, los tiburones toro y, por supuesto, las serpientes, no tienen ningún reparo en zamparse a sus congéneres cuando el hambre aprieta. Pero mucho más que los caníbales, siempre me ha interesado sobremanera el caso de los animales coprófagos. Aquellos que basan su alimentación en los excrementos por su gran aporte nutricional. Cuando asistimos al enésimo ‘show’ del independentismo catalán es inevitable pensar en estas prácticas alimenticias. Su forma de hacer política y de comportarse en la vida no dista mucho de la de una alimaña cualquiera que tan pronto devora una ñisca o al vecino de enfrente. Un ejemplo meridiano de la inconsistencia de un discurso que se debe combatir con dureza y sin ningún tipo de concesiones. Algo que Sánchez no se ha enterado o no quiere enterarse.

    Mientras el sábado todos recordábamos a los casi 3.000 muertos del 11-S y se nos venían a la cabeza los momentos dramáticos que vivimos hace veinte años, una pandilla de mamelucos salía a las calles de algunas ciudades catalanas a hacer el ridículo. Resulta paradójico que la Comunidad que peor ha gestionado la crisis de la covid-19 y ha impuesto más restricciones (no ha sido Castilla y León por mucho que algunos lo repitan como un mantra) abra la mano de golpe y porrazo para dar rienda suelta a su única preocupación: la república catalana de los idiotas. El fiasco fue monumental. Los hosteleros, los comerciantes, los que tienen un taller de reparaciones o una ‘startup’ están hasta el moño. Si en algún momento rieron las gracias a la turba secesionista, ahora las cosas han cambiado. Se han dado cuenta de que la independencia no paga la luz, a los proveedores, ni los sueldos de sus trabajadores. Que si la economía no funciona habrá que dedicarse a dinamizarla, no a empecinarse en ser el poblado de Astérix y situarse en la gresca constante. Cataluña ha vivido en una burbuja. Barcelona estaba cada día atestada de turistas que daban de comer a infinidad de sectores. Las grandes empresas generaban miles de puestos de trabajo que parecían blindados. Lo más sagrado en esa tierra, el dinero, entraba cada mes y había tiempo para jugar a envolverse en la pútrida estelada. Sin embargo, el coronavirus ha dejado a miles de esas personas sin ingresos o en un ERTE. Sus prioridades han cambiado.

    Muchos catalanes han dado la espalda a una independencia que ahora solo tiene el respaldo de jubilados, funcionarios y algún que otro estudiante analfabeto. El resto prefiere renunciar a sus ideas a acabar convirtiéndose en animales coprófagos. Bienvenidos a la cruda realidad. Mientras, esos líderes mediocres a los que admiraban son ahora vulgares sapos de caña. Ha empezado la fase del canibalismo. ERC y JxCat se tiran los trastos a la cabeza. Y eso, examinado desde fuera, es sencillamente maravilloso. Más emocionante aún fue ver cómo al ‘come callos’ de Junqueras le gritaron ‘botifler’ (traidor) en la Diada. Ese es el punto de cocción ideal para que en poco tiempo la olla a presión reviente y todo salte por los aires. Que las heces de los coprófagos y los jirones de carne de los caníbales se revuelvan en un fango que los arrastre a todos y nos deje al resto vivir en paz.

    Si en Moncloa tuviéramos a un presidente medianamente inteligente, propiciaría esta división para quitarse el problema de encima. Convertiría la mesa de diálogo en una encerrona para engatusar a ERC con promesas vanas, ganar tiempo y que la grieta entre republicanos y neoconvergentes fuera cada día mayor. Pero no va a ser así. Se seguirá plegando a sus demandas y volverá a protagonizar ridículos como la ampliación fallida de El Prat. Les tirará un salvavidas cuando tenemos la fortuna de verlos agonizar mendigando un flotador. ¡Hace falta ser patán! Cómo se echa de menos a un estadista que aproveche eso del “divide y vencerás”.

    Recupera variable LOGO:
    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png