08 agosto 2022
  • Hola

¡Bien muerta está!

01 jul 2022 / 03:00 H.

    Pues ya tenemos la gasolina a 400 pesetas el litro. Es un despropósito. Cada vez que paro a repostar me hierve la sangre porque aquí alguien se lo está llevando crudo. Un viaje a La Alberca para pasar un día en familia nos cuesta un manguerazo de 30 euros y no nos damos cuenta, al final va a ser más cara la gasolina que el restaurante. Lo peor de todo esto es que aquí no se mueve na nadie, la mitad de la sociedad está anestesiada y la otra mitad subvencionada y la consecuencia final es, y perdón por la vulgaridad, que nos mean en la boca y nos dicen que está lloviendo. ¿A qué esperan los sindicatos para sacarnos a la calle? Es increíble que a este Gobierno, que dudo sea el que quieran los socialistas de bien, nadie le haya hecho una huelga general. Vivir dignamente se ha convertido en un artículo de lujo y ahorrar en una quimera. Los sueldos se mantienen intactos desde hace años pese a que el IPC se incrementa año tras año, y los precios de la alimentación y de la energía se han disparado hasta el infinito mientras nadie rechista. Menuda sociedad de mierda tenemos. Y lo que es peor, menuda sociedad de mierda vamos a dejar a las futuras generaciones. Somos tan conformistas como ignorantes. En los sindicatos no podemos creer porque evidentemente no van a cavar su tumba criticando a quien le llena el pesebre. Tienen ahí el ejemplo del CNI, del INE, de Indra, del Poder Judicial...

    No me explico cómo una sandía o un melón puede costar 10 euros en un supermercado cuando los agricultores prácticamente no sacan ni para los costes de producción. Al final lo más rentable a la hora de manducar va a resultar más barato ir a un restaurante de comida rápida que un par de piezas de fruta. Luego nos dirá el ministro Garzón que estamos gordos, claro. El panorama es desalentador, las medidas implantadas por el Gobierno no están funcionando y las familias estamos asfixiadas. Da mucha pena pasar por el paseo de la Estación de Salamanca y ver las colas que hay de padres y madres de familia que buscan una ayuda para poder pasar el día. Hablar con ellos es aterrador, muchas veces no quieren contar los detalles por vergüenza, pero detrás de cada uno de ellos hay un sueño de vida truncado porque no llegan a fin de mes, y casi todos tienen un empleo estable. Esto hay que pararlo con medidas estructurales y consensuadas entre todos los grupos y no dando paguitas para tener callado al personal y restando 20 céntimos al precio de un carburante que ha subido 120 en poco más de un año.

    Los españoles siempre hemos sido muy conformistas, los castellanos los que más, y los leoneses han perdido ese espíritu reivindicativo de tiempos pretéritos en los que el poder residía en la derecha. Pero es el momento de despertar, de desperezarse y de pedir a cada una de las administraciones que se implique. Las entidades locales ya están guardando la ropa ante las elecciones de la próxima primavera, la Junta de Castilla está en debates absurdos provocados por una panda de inútiles, y malos, que ha llegado para torpedear y no para sumar, y el Ejecutivo social-podemita está a la deriva más pendiente de contentar a secesionistas e “indepes” que de salvarnos de la estocada que llevamos en el hoyo de las agujas. En Salamanca parece que solo nos interesa el tren, que está muy bien y es fundamental que Renfe deje de reírse de nosotros, pero con una frecuencia más o sin ella el principal problema es cómo pagar el billete. Ahora todos estamos pensando en las vacaciones, quien no pueda irse a la playa se irá al pueblo y al final de una u otra manera la mayoría disfrutaremos del verano, pero cuando pase la Feria, empiecen los niños el colegio y vuelva la normalidad llegará la depresión total. La microeconomía estará por los suelos, las colas del hambre serán eternas y los políticos estarán enfrascados en sus cosas, en un año 2023 con doble cita electoral en la que el principal objetivo será mantener su poltrona mientras muere la sociedad. Lo peor de todo es que dirán: ¡Bien muerta está!

    Recupera variable LOGO:
    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png