24 mayo 2022
  • Hola

Ay, pájaros

19 ene 2022 / 03:00 H.

    CUÁNTO hubiese disfrutado Willy de estos días trufados de presentaciones de libros. Aquel radiólogo no se perdía una. Era un imán para estos actos, a los que acudía con su esposa. Los libros eran para él munición en los encuentros: se acercaba y te decía, eh, culturilla, a ver si me adivinas esto... Era todo un ritual en cada encuentro, muchos de estos en la antesala de la presentación de un libro. Ayer se vistió de largo el de Julia Corral Achúcarro, en el Liceo, y hoy hace lo propio en la misma sala el de María del Sagrario Rollán, “Callar y obrar”, nacido del confinamiento, que comienza a dar sus frutos literarios. Rollán es una experta en el silencio desde sus tiempos de tesis, ese silencio sobrecogedor en aquellos largos días de reclusión sanitaria, roto por una sirena o los aplausos de las ocho. El silencio tiene calle en Salamanca, pero son raras las calles a las que no llega el ruido de la ciudad. San Juan de la Cruz, que hizo del silencio parte de su mística no sé yo en estos días qué hubiese podido hacer. Y aquello de Fray Luis de León elogiando al sabio que se aparta del mundanal ruido, ya me contará. Sí, yo también me pregunto qué no diría doña Emilia Pardo Bazán de este mundo que vivimos, como se lo preguntó hace poco en Vitoria Julita Corral. Estas navidades terminé de leerme las obras completas de doña Emilia, que incluye en sus “Pazos de Ulloa” una referencia a Fray Luis de León y Salamanca, obra que ha adaptado al teatro Helena Pimenta, que viene pronto a Salamanca.

    Dicen que doña Emilia era tremenda –un poco al estilo de Camilo José Cela, también gallego, pero en señora de época—y que aquí proclamó que le hubiese gustado ser estudiante en la Salamanca renacentista, pero estudiante sopista, o sea, de los gorrones, menudos pájaros, y eso que a ella no le iba el bodrio de la sopa boba sino la cocina como dios manda, de la que hizo literatura. Una crack doña Emilia. Julita acaba de presentar una crónica de los días salmantinos de la Pardo, que tuvieron mucho que ver con José María Gabriel y Galán. Quizá más adelante se atreva a hacer lo propio con don Benito Pérez Galdós, buen “amigo” de la escritora: ¡vaya correspondencia se cruzaban! Ya no está el Hotel Comercio, su alojamiento, pero sí el edificio universitario renacentista, donde hoy toma posesión Ricardo Rivero como rector de la Universidad de Salamanca. Él y su equipo. El caso es, decía, que no hay semana sin uno, dos o tres libros, como es el caso de hoy, porque se presenta en sociedad un libro del Instituto de las Identidades de la Diputación Provincia dedicado al bordado, que han cosido con sus conocimientos José Antonio Martín y Sergio Martín, coincidiendo con estos días en los que tras la Loa albercana el bordado serrano busca un reconocimiento oficial. Toledo acaba de recibir el de la panorámica nocturna más bonita del mundo. Se nos ha escapado, concejal, a ver cómo podemos remediarlo.

    Vivimos en un sobresalto permanente. Ahora es la gripe aviar. Pollos confinados y con mascarilla. Huevos en cuarentena. Dudando si llevar o no el ave que vuela a la cazuela. En fin, qué le voy a contar. No ganamos para sustos. El lunes, día de San Antón, supe de ello e imaginé a las palomas constitucionales de Carbajosa, hechas por Salud Parada Morollón, retiradas; pero también los pajarillos de San Francisco, obra de Venancio Blanco, en el Campo de San Francisco, donde este año no hubo la tradicional bendición por la llamada sexta ola, en la que los grajos planean a ras de suelo, bajo, por el frío que hace y debe hacer. Juan José Hidalgo, conocido por Pepe “Halcón”, está en boca de los diarios salmón a costa de su compañía aérea: es muy posible que, aunque poco, continúe siendo propietario de ella. Sigo el asunto con devoción. Me pregunto si no habrá que poner en aislamiento por “contacto estrecho” a los pajarillos cantores que participaron este fin de semana en Calvarrasa de Abajo en un concurso de canto. En fin, estamos en días de campaña electoral así que los políticos no paran de piar. Un poco de paciencia, por favor. Y sí, me gustaría ver el impacto de la gripe aviar en unos cuántos “pájaros” de la actualidad que todos conocemos.

    Recupera variable LOGO:
    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png