25 septiembre 2020
  • Hola

Autónomos

16 sep 2020 / 03:00 H.

    El secretario de Estado de Seguridad Social, Israel Arroyo, ha celebrado que “sorprendentemente, los autónomos han recuperado el nivel de afiliación previo a la crisis”. Se refería al aumento de 1.609 altas respecto a agosto del año pasado y no mencionaba que seguían en la Seguridad Social porque tenían exoneradas las cotizaciones. Pero este mes ya pagan el 75% y en octubre el importe total. A final de año, este es el dato que debería preocupar a Arroyo, habrá desaparecido uno de cada 10 si no se aprueba un plan extraordinario. Y el hecho de que los nuestros reciban mucha menos atención que los vecinos europeos.

    Italia, además de suspender sus impuestos, les paga desde marzo un bono de 600 euros mensuales, al margen de cuánto tiempo lleven cotizando, mientras que en España se quedan atrás los que tenían a sus espaldas menos de un año de cotización, y destina 3.300 millones de euros a las empresas con menos de quince empleados. Alemania, por su parte, también ha pospuesto los pagos de impuestos y ha dotado de liquidez ilimitada a los autónomos y pequeños empresarios con un fondo estatal de 550.000 millones de euros.

    Los autónomos alemanes y negocios con hasta diez empleados cuentan con un programa específico de 40.000 millones de euros, 10.000 en forma de subvenciones y 30.000 en préstamos blandos. Pero es sin duda Francia líder en medidas de apoyo a autónomos y pymes. Macron ha puesto 300.000 millones de euros a disposición de este sector y ha suspendido sus pagos de impuestos y cotizaciones sociales, además de los pagos de facturas del agua, luz y gas, alquileres... El Estado francés se hace cargo incluso del pago de los créditos bancarios no asumibles y ha creado un fondo de solidaridad financiado con recursos públicos.

    En España, tres de cada diez autónomos no han podido reiniciar su actividad desde el estado de alarma y muchos de los que siguen funcionando están en quiebra técnica. Soportan una morosidad de 140.000 millones de euros. Ya no hay cese por actividad pero no hay ingresos. Tampoco ha funcionado la ayuda por temporada y se les deniegan la mayoría de líneas ICO. Les ayudaría una rebaja del IVA y un sistema de compensación de deudas entre las Administraciones. El porcentaje de ayudas directas que reciben es solamente del 0,3% del PIB, mientras que en Alemania alcanzan el 1,9%, Dinamarca 1,6%, Francia 1%, Holanda 0,7% e Italia el 0,6%. 1,7 millones de autónomos están aquí en el aire. Si este viernes no hay un serio avance, veremos un trasvase estratégico de la categoría de autónomos a la renta mínima vital. Sale más rentable.