18 septiembre 2019
  • Hola

Apertura de curso 2019-2020

14 sep 2019 / 03:00 H.
María Eugenia Bueno Pastor
Con ojos de mujer

El jueves 12 de septiembre asistimos a la apertura del curso académico de la Universidad de Salamanca, cuya lección inaugural corrió a cargo de la Dra. Dª Eva Martín del Valle, catedrática de Ingeniería Química de la USAL. Llevo asistiendo a la apertura de curso muchos años y con la intervención de la Dra. Martín del Valle, vi por primera vez una Universidad joven, investigadora, llena de futuro, repleta de esperanza, que con la voz firme y docta de una mujer, referente nacional e internacional en la investigación interdisciplinar en la búsqueda de respuestas para paliar la terrible enfermedad del cáncer, llenaba el Paraninfo. Permítanme que les reproduzca una mínima parte de la introducción que hizo antes de centrarse propiamente en la lección: “... ¿Qué debe ser y qué se debe demandar a la Universidad? Largos ríos de tinta se han escrito sobre cuál ha de ser el papel de la Educación Superior en la sociedad del siglo XXI, con posiciones bastante encontradas. Desde aquellos que temen y claman contra la tecnificación y mercantilización de la Universidad, hasta otros que menosprecian el origen de la misma, el gusto del saber por el saber, de la apertura al conocimiento universal, al “pan episteme” es decir “todo el conocimiento”, que es como se expresa el término Universidad en griego. Sin embargo, unos y otros confluyen en la vocación de servicio que ha de regirse siempre dentro de estos muros. Que la Universidad no se entiende sin Sociedad, y la Sociedad queda tullida, si la Universidad se despega de ella. Así pues, la Universidad debe servir a la Sociedad como un motor que genere y eduque a los mejores profesionales del mañana, aquellos que sigan contribuyendo al progreso en la Ciencias, las Artes y las Letras... Pero la Universidad es como un ser vivo y cabría preguntarnos: ¿Qué hay allá fuera, que nos mueva a adaptarnos a reconducir el rumbo de esta ocho veces centenaria institución en España?... a veces dentro de estas paredes la vida se ve algo diferente y pueden confundirse las sombras con la realidad, como decía Platón... deberíamos preguntarnos ¿qué espera usted de la Universidad? Que aporte conocimientos a mi hij@ para poder encontrar trabajo; que genere conocimiento útil para la gente; que forme a mi hij@ y que saque profesionales para que mañana mejoren el mundo y lo transmitan a las generaciones futuras. Esto es lo que demanda la sociedad: Enseñar la profesión, Investigar, Enseñar a Enseñar y Enseñar a investigar. Si cumplimos estas cuatro funciones, seremos un instrumento de verdadera transformación social, generando y transmitiendo el conocimiento...”.

Este ojo que observa, el jueves enjugó sus lágrimas viendo cómo una mano humana insuflaba vida a una mano biónica, sin restarle humanidad ni poesía pues, se nos dejó bien claro, que la investigación trasversal es fundamental para que evolucione el conocimiento, pero todo sin olvidar jamás que el reto es el Hombre como ser humano genérico y que en su debilidad, necesita de una ciencia “pan episteme” para no perderse en un universo infinito. ¡Toda una lección para aprender!