23 enero 2022
  • Hola

Amigo de los delincuentes

28 nov 2021 / 03:00 H.

    DISFRUTAMOS por desgracia de un Gobierno amigo de los delincuentes y enemigo de las fuerzas de seguridad que están a sus órdenes (del Gobierno). Los delincuentes no están a sus órdenes, pero con ellos convive, colabora e intercambia regalos.

    No resulta por tanto extraño que ayer tuviera lugar la mayor manifestación de la historia de policías y guardias civiles. Quienes defienden nuestro sistema democrático de libertades se sienten acorralados por los antisistema que ahora okupan los ministerios y cuya inquina contra los defensores del orden arrastra a Pedro Sánchez en su defensa de la delincuencia.

    Desde su llegada al poder, el sanchismo-comunismo ha hecho todo lo posible por acabar con el bien ganado prestigio de la Policía Nacional y la Benemérita, que, junto al Ejército, constituyen las tres instituciones más valoradas por los españoles, mientras que los partidos se sitúan entre las más denigradas.

    La Ley de Inseguridad Ciudadana supone un paso más en la escalada gubernamental de atentados contra las fuerzas de seguridad. Ya han paralizado la equiparación de sueldos con las policías autónomas (un ‘nacional’ cobra entre 200 y 300 euros menos que un ‘mosso’) y acaban de pactar con los separatistas que los catalanes y vascos puedan jubilarse con pensión completa a los 59 o 60 años, mientras que a los efectivos del resto de España solo les permiten pasar a segunda actividad perdiendo sueldo.

    Ahora llega la Ley Marlaska que pretende dejar a los policías a merced de los violentos, quitándoles material antidisturbios, para que tengan que disolver las manifestaciones ‘por favor’ y a pecho descubierto. Para que se lo rompan, claro. Con esta Ley de Inseguridad que perpetran el sanchismo, espoleado por los comunistas antisistema de Podemos, el testimonio de un miembro de las fuerzas del orden deja de tener valor probatorio y pasa a valer lo mismo que el de cualquier delincuente, algo que ha provocado el comprensible cabreo de los afectados. Me refiero a los delincuentes, que esperaban que su palabra valiera más, con este Gobierno ‘amigo’.

    Por si estaban poco desprotegidos, la Ley Marlaska permitirá grabar y difundir imágenes de los policías, para que estos y sus familias se sientan seguros... de que van a sufrir represalias por parte de los criminales, bien sean estos profesionales con historial o meros aprendices con cargo en el Congreso o algún Ministerio podemita.

    La excusa para atacar a las fuerzas del orden es acabar con la famosa “Ley Mordaza” que aprobó Mariano Rajoy en 2015, si bien nadie ha sabido explicar en estos seis años que lleva en vigor cuáles son los efectos perversos de la normativa diseñada por el PP. Si acaso, el único que ha sufrido el rigor de su aplicación ha sido el ex diputado podemita Alberto Rodríguez, el canario de las rastas que fue desposeído de su acta por pegarle una patada a un policía y mandarlo al hospital. Tremenda desgracia que la nueva ley corregirá, aunque habrá que esperar a las enmiendas para que Unidas Podemos cuele una en la que se otorgue medalla a los pateadores.

    El alineamiento del Ejecutivo socialista-comunista con los delincuentes resulta patente desde su origen: Sánchez ha sido investido dos veces por los votos de los golpistas catalanes y los filoterroristas vascos, y eso marca. Desde entonces ha indultado a quienes atentaron contra la unidad de España y ha aplicado una política de trato especial y preferente a los asesinos de ETA, que han sido acercados al País Vasco para disfrutar de beneficios penitenciarios otorgados por el Gobierno vasco tras la transferencia de las competencias en prisiones y que saldrán cuanto antes de la cárcel entre confetti y guirnaldas de flores.

    Con este Gobierno los españoles estamos más seguros. Al menos una parte, aunque sea la criminal.

    Recupera variable LOGO:
    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png