18 mayo 2021
  • Hola

¡Al huerto!

03 may 2021 / 03:00 H.

    Una de las iniciativas más interesantes que el Ayuntamiento de Salamanca ha puesto en marcha en los últimos años es la de los huertos urbanos de ocio. Solo hay que dar un paseo por la ribera del río que acogió en su día el poblado de ‘Las Caracolas’ y admirarse ante la transformación que ha vivido. 100.000 metros cuadrados para el disfrute de los salmantinos, no solo con los propios huertos, sino también con un gran parque infantil y otros espacios de ocio. Su grandeza no radica únicamente en ir a pasar el rato con la azada y plantar cuatro tomateras. En estos tiempos tan complicados que nos han tocado vivir, los huertos también son una herramienta de socialización y de compañía. Ayudan a reencontrarse con otras personas y hablar de lo divino y de lo humano con el vecino de parcela. Las cebollas y las calabazas son lo de menos. Además, han conseguido revitalizar la venta de semillas, plantas y herramientas hortelanas. Solo hay que ver las colas que se forman en las tiendas del ramo.

    Pero ponerlos a punto no es fácil. Hay que eliminar toda la maleza, cavar para oxigenar la tierra y hacer los caballones. No queda más remedio que “agachar el lomo” como dice mi amigo Marino y acabar con las manos llenas de ampollas. Un esfuerzo que no vendría mal a algunos de los personajes que pululan por la escena política nacional. Holgazanes de manual que, en lugar de cuidar su huerto, se dedican a pisotear el del vecino. Que se lo digan a Pablo Iglesias. Ni una sola propuesta útil ha hecho el ‘podemita’ durante la campaña en Madrid. Su inesperado abandono del Gobierno central para irrumpir en la escena autonómica va a acabar como un rotundo fracaso. Su desesperación ha llegado a tal punto que no le ha quedado más remedio que explotar el asunto de las cartas amenazantes. Olvida que en este país, hace solo unos años, esas balas que le llegaron vía postal acababan en las nucas de militares, policías, guardias civiles y cargos públicos. Curiosamente algunos de sus amigos y él mismo se niegan a hablar de aquellos crímenes y no han tenido ni un gesto de cariño hacia las víctimas. Sin embargo, el resto debemos condenar que el ‘marqués de Galapagar’ reciba en su casa el sobre de un pirado. El mismo que lleva media vida sembrando odio y discordia en su podrido huerto.

    Hablaba de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y de cómo sufrieron la barbarie terrorista. Hoy tienen que padecer cómo en Cataluña se les ningunea en la vacunación ante la connivencia del Gobierno central, que no ha tenido más remedio que subsanar este sinsentido pero sin muchas ganas para no molestar a sus sucios socios. Uno de ellos es el prófugo de Bruselas. En un tuit vomitivo, Puigdemont criticó que se inoculara antes a los policías que “agredieron a los ciudadanos” que a aquellas “personas indefensas” que salieron a votar el 1 de octubre de 2017. Esta escoria humana ha utilizado incorrectamente los términos, ya que los agentes fueron héroes y servidores públicos que se jugaron el tipo reduciendo a los salvajes golpistas comidos por el odio engendrado por personajes como él.

    Un huerto de ocio sería muy buen divertimento para la pareja formada por Luis Tudanca y Fernando Pablos, desaparecidos del mapa tras la fracasada moción de censura, pero amarrados a la poltrona aunque no son capaces de hacer prosperar ni una simple tomatera. Les gustaría que Castilla y León liderara los contagios en la cuarta ola y se mantuviera a la cola en la vacunación. Pero como curiosamente está sucediendo todo lo contrario, ambos siguen en su cueva y ni tan siquiera tienen fuerzas para algo que se les da como hongos, difamar.

    El que está cavando, no una almunia, sino su propia tumba es Pablo Casado. Eclipsado por Ayuso, su liderazgo se ha esfumado y ya debería pensar en la retirada como hortelano o contador de nubes. Porque, pase lo que pase, siempre nos quedará el huerto.

    Recupera variable LOGO:
    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png