Robles, en su estatua

13.01.2019 | 04:45
Santiago Juanes

De nuevo Julio Robles. La banda interpretaba pasodobles y los aficionados presentes se tocaban el corazón y se preguntaban por sus recuerdos. Aquellas tardes y aquella rivalidad con Pedro Gutiérrez Moya que rozaba la épica, como en el futbol los duelos entre merengues y culés, o aquí los de Unionistas y el Salamanca. Si diciembre se creó para recordar a Unamuno, enero se hizo para Robles, en cuya iconografía le vemos con la muleta, dándole de comer a un semental o en silla de ruedas, y remotamente como paracaidista. Paseíllos, recepción de premios, mesas redondas, entrevistas€Ayer, en su estatua, volvieron a romper las emociones y los recuerdos como las olas en el acantilado de una Salamanca taurina irrepetible. Vino de Cataluña, tierra destaurinizada, Paco March a leer poemas y los seguidores de Robles acudieron a la llamada, como cada año. Gentes de las peñas taurina, de la profesión, como Guillermo Marín, Juan Mari o el Viti; de los tendidos y las barras, como el gran Nico, o de la cosa pública, como Iglesias, García Carbayo, Alejandro Fernández o Alfonso Fernández Mañueco.
Si aún estuviese con nosotros le veríamos en la primera línea de la defensa de la tradición taurina, ahora que tanto se cuestiona sin saber. Esta semana se celebra a San Antón. Ángel Ferreira ha vuelto a invitarme a la bendición de animales en el campo de San Francisco, también junto a una escultura, la de San Francisco de Venancio Blanco, que dibujaba caballos y toros en servilletas de bar. En La Alberca, otra escultura, de cerdo, asistirá a la rifa del cerdo de San Antón, que tantos propios y extraños atrae. En esta provincia tan rural, aún, la fiesta de San Antón es una referencia, como el Centro de Investigación del Cáncer. Esta semana Germán Hernández, de Casa Paca, volvió a reunir a una notable peña de amigos para colaborar en la investigación del cáncer masculino en la que no faltó el buen jamón. Falté por razones de salud, así que me perdí un rato de compañía con buenos amigos y conocidos como Javier Galán, Isidoro Alanís, Inmaculada Rodríguez, Narciso Hernández, Manolo Williams y familiar, Montefer, Balmori e incluso el propio Josemi Rodríguez, que ya forma parte de esta partida. Allí estuvo también Fely Campo, protagonista esta semana por la exposición inaugurada en San Eloy llena de moda, imaginación, creatividad y recuerdos. Ha sido una semana de visitas ilustres –Isabel García Tejerina o Jorge Fernández Díaz—y la incorporación a nuestro elenco de grandes concursantes televisivos de Luis Jesús Esteban, nuevo comisario jefe de Salamanca y ex concursante ocasional y solidario. Aquí puede hacer peña con José Pinto, Jerónimo Hernández, Héctor Puertas, Dávila y otros ilustres de la memoria y el conocimiento, que un día arrasaron en la tele, a la que ha vuelto la que tiempo atrás se llamaba Tamara y más tarde Yurena, en realidad María del Mar Cuena Seisdedos, que pasaba algunas temporadas por Las Arribes, de donde era su madre, mujer de armas tomar, y cuando digo armas me refiero a su bolso. Esta semana tuvimos, además, a Verónica Casado, mejor médica del mundo, en plena temporada de gripe, para la que tan buena es una sopa en condiciones. Supongo que en esta semana que entra ya se hablará algo de Madrid Fusión, que es a finales de año y a donde iremos con nuestro cerdo a cuestas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad