El pollito Puente

13.01.2019 | 04:45
Julián Ballestero

La que ha liado el pollito Puente! Solo a un digno sucesor del soberbio Javier León de la Riva se le ocurre decir que la Junta de Castilla y León tiene que apostar más por Valladolid, como ha asegurado el alcalde socialista. Es como aquel que le han tocado cuatrocientos mil euros del Gordo de la lotería y se queja porque no cobra los veinte euros del reintegro.
Ya desde hace tiempo hemos venido comprobando cómo Óscar Puente va adoptando los vicios de su antecesor y parece llegado el momento en que el regidor vallisoletano supera en desfachatez al exalcalde popular. Las quejas por el trato del Gobierno regional a la capital que preside constituyen una de esas 'cantadas' de libro y han sentado como un tiro a los candidatos de su partido en las otras ocho provincias. Incluso el siempre moderado y comedido José Luis Mateos, aspirante a arrebatar el trono municipal al popular Carlos García Carballo, se ha visto obligado a expresar su "absoluto desacuerdo" con quien ejerce como portavoz de la Ejecutiva Nacional del PSOE, ahí es nada el carguito. Mateos se arriesga a que Ferraz le aplique el cuento guerrista de que "quien se mueve no sale en la foto", pero ante una cuestión de vida o muerte, no tenía más remedio que propinarle un zasca a su camarada. Eso, o no podría salir sin casco a dar un mitin en Salamanca.
Puente no se da cuenta de que la Junta no puede apostar más por Valladolid, porque ahora mismo, y cada día más, es Valladolid. No hay más que mirar las estadísticas para comprobar cómo desde hace diez años, con la excusa de la crisis, el número de funcionarios de la Administración regional ha ido creciendo en Valladolid al mismo ritmo que iba bajando en el resto de las provincias, especialmente en Salamanca. Ese nuevo centralismo ha hecho que el Gobierno de Herrera haya eliminado más de quinientos empleados públicos en Salamanca (el doble que en cualquier otra provincia de las perjudicadas) mientras que se han creado ochocientos puestos de la administración regional en Valladolid. No hay más que acudir con un problema a las delegaciones provinciales para comprobar que sus jefes han sido vaciados de competencias y todo ha de resolverse en los servicios centrales vallisoletanos.
En fin, que resulta comprensible que un alcalde defienda su ciudad y reclame para ella todos los parabienes y los privilegios, incluso puede solicitar la celebración de unas olimpiadas si le cuadra, pero en el caso de Puente, alto cargo del partido y compañero de tantos ediles socialistas que ven con pena languidecer sus villas y pueblos, debería tener más recato y medir mejor sus exigencias. Resulta muy moderno eso de pedir "concentrar esfuerzos", abandonar las pequeñas poblaciones y reunir los habitantes en una única capital, como ocurre en Aragón con Zaragoza, pero si tiene valor, que venga y se lo explique a sus correligionarios candidatos a los ayuntamientos en los trescientos pequeños municipios de Salamanca, a ver si les convence de echar el cierre a sus amados pueblos. Que les cuente su sueño de una Castilla y León desierta en sus 94.000 kilómetros cuadrados, con una sola gran urbe en su centro donde convivan felices dos millones y medio de castellanos y leoneses. A ver si sus colegas del PSOE comparten sus fantasías.
El más atinado a la hora de interpretar el exabrupto de Puente ha sido el alcalde de León, el popular Antonio Silván, que no solo pidió que la Junta apueste más por su ciudad, sino que solicitó lo mismo para el resto de las capitales de la Comunidad y le recordó al portavoz socialista dónde puede ir a quejarse: al Gobierno de Sánchez, que disfruta de un holgado margen para invertir más en esta tierra, a nada que le quite un piquito a los miles de millones de euros con los que pretende comprar el voto de los golpistas catalanes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad