Tres puentes

05.12.2018 | 04:45
Santiago Juanes

Comienza el puente que se desplaza sobre los arcos que forman la fiesta de la Constitución y la Inmaculada. A la primera se le rindieron ayer honores en el Paraninfo y para la segunda ya preparan sus galas los farmacéuticos, que la festejan. De la Constitución, ayer, hablaron entre otros el historiador José Álvarez Junco, uno de los grandes conocedores del siglo XIX, Santiago Muñoz Machado, hombre de letras y derecho administrativo, Soledad Puértolas, académica, señora de cuentos, novelas y ensayos, Álex Grijelmo, uno de los grandes correctores de nuestra lengua€y habló también Fernando Rey, el consejero de Educación, que presentó el proyecto "Educar en Constitución", cuyo título ya lo dice todo. Luego, en el Palacio de Congresos, Amancio Prada nos recordó cómo se marcha la vida, cómo se viene la muerte, tan callando€con la Orquesta de Castilla y León poniéndole marco musical. De la vida saben mucho los voluntarios, que ayer festejaron su día internacional. El otro día, en el Casino, escuché a algunos hablar de Navidad y solidaridad: Eugenio Santos, Jesús Rodríguez, María Jesús Egido, Inmaculada Montañés, Javier Vicente€Se preguntó por el espíritu de la Navidad y se dijo que estaba en la familia, la compañía, la música, en nosotros mismos, en ayudar a los demás€ y en recordar qué se celebra montando en belén. La compañía es fundamental, se dijo, porque no hay nada más contrario a la Navidad que la soledad. Pero ahí está. Y hay gente que huye de la Navidad, dijo la sicóloga Belén Silguero, y otra que se ha desorientado y ya no sabe muy bien qué se recuerda, nos dijo Alicia Huertas, misionera, y me gustó lo que dijo Álvaro del Canto, de que en Navidad cantamos porque vimos cantar a nuestros mayores, que a su vez vieron cantar a los suyos. Hay voluntarios de Cruz Roja, me contó Jesús Juanes, que van a visitar a personas que viven solas y las sacan a la calle a pasear y relacionarse. Desde luego, el espíritu de la Navidad no está en la soledad.
Otro puente protagoniza la actualidad. El del Pradillo. Puente ferroviario, de hierro, secular y del gusto de Eiffel, que quiere el PSOE que sea declarado Bien de Interés Cultural. Me parece bien. Mi recuerdo de este puente es el de una pandilla de chavales que lo atravesábamos cuando pasaba el tren para demostrarnos qué valientes éramos. Era terrible sentir la vibración de las chapas y los cables y la adrenalina se ponía a niveles imposibles. Es el recuerdo de un tiempo ferroviario en el que un día sí y otro también se buscaba que el tren no atravesara la ciudad, su ensanche, y hasta hubo alguien que propuso un tren que uniera Garrido con Tejares y Buenos Aires pasando por él. Ya ven que no salió adelante la idea.
Y el tercer puente atraviesa la realidad: el del Gran Café Teatro, cuyo ancestro, el Café Teatro de La Vega, nos dio noches inolvidables de risas, transgresiones y botellines de cerveza con cacahuetes. Vuelve estos días. Ha pasado del Centro Social de La Vega a la Sala B del Caem, con algunos de los artistas de entonces. El Gran Café Teatro atraviesa la actualidad a golpe de humor sin dejar nada inmaculado y con la protección de la Constitución. Vuelven Miguelón, Jess Martins, Luis Joyra, Sheila Blanco, Maribel Iglesias, Mari Ángeles Alonso, Maite Iglesias€

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad