Hay que ir y se va

10.09.2018 | 04:45
Hay que ir y se va

Hay que ir a los toros, ha pregonado Leopoldo Sánchez Gil en el Casino de Salamanca. Por si hay algún despistado, Leopoldo es la memoria taurina de Salamanca y en cierta medida su notario, por los años de tendido, palco, pluma, micrófono y tertulia. Hay que ir a las plazas para defender la Fiesta Nacional, que ya formaba parte de nuestra Plaza de San Martín, anterior a la Plaza Mayor; de la historia de la Universidad de Salamanca y de su patrimonio: ahí están en el último tramo de la Escalera Universitaria los caballeros lidiando toros, que es igual que dominando pasiones. Las instituciones salmantinas tenían sus casas en la Plaza de San Martín para ver los toros, y si participaron en la construcción de la Plaza Mayor fue para conservar los balcones al coso cuando había fiesta, que en ocasiones era por alguna celebración universitaria. La actual plaza de toros, La Glorieta, cumple esta feria 125 años, concretamente mañana; es sucesora de la de los Mínimos, que a su vez lo fue de la del Campo de San Francisco, y que a su vez se hizo porque falló la de San Vicente y porque la Plaza Mayor ya no podía estar para esas cosas, sino para pensar, como dijo el Rector en su Pregón. Por cierto, puedo imaginar que el coso circular en la Plaza Mayor puede contribuir a su teoría de la cuadratura del círculo.
Hay preocupación en el llamado mundo del toro por el futuro de la tauromaquia como arte práctica. Seguramente los actores de ese mundo tienen alguna responsabilidad de palabra, obra y omisión, y ahora se apresuran a recuperar el tiempo perdido o más bien la afición perdida. Les deseo suerte, pero vamos a ver el desenlace de esta historia. De momento, la feria taurina, de una u otra manera, ha arrancado ya. Puede ser la feria de Roca Rey, que lo "peta", dicen sus seguidores; quizá veamos, por fin, a Morante de la Puebla, que ha hecho ejercicios de Guadiana apareciendo y desapareciendo; lo será de Padilla, Polifemo de la tauromaquia y con acreditadas heridas de guerra, que se retira con el deber cumplido: suerte en la vida, maestro; y de Guillermo Hermoso de Mendoza, al que se mirará como posible sucesor del padre en la categoría de centauros en el albero. La ausencia, por ahora, de Gonzalo Caballero nos priva de un toque rosa y royal de la Feria con Victoria Federica, pero no se puede tener todo.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad