Brazos abiertos

11.08.2018 | 04:45
Juan Antonio García Iglesias

Hay tiempo para todo menos para aburrirse en un mes que transcurre bastante a su aire un tanto desconectado de casi todo. Quien está de vacaciones porque está, quien no porque ha estado ya o estará cuando le toque, o no lo está porque por motivos de no trabajo lo está el año completo, también los hay que ni lo uno ni lo otro, son esos que si pueden hacen su agosto y una vez pasado agosto ahí os quedáis hasta el próximo, aunque los haya que el mes les dure todo el año.
Sea por lo que sea, agosto es un mes de transición que nos traslada poco menos que en volandas de la rutina cotidiana a la rutina cotidiana, es decir, de lo de siempre a lo de siempre. Es un puente que va de un lado a otro de lo mismo, ya que al llegar al final nos encontramos con que estamos como empezamos. Eso sí, a ver quién les quita lo "bailao" a toda esa gente que durante estos días no ha hecho otra cosa que bailar con la música que mejor le suena, que no es la misma para todos porque sobre gustos€, en contra de lo que se dice, se ha escrito tanto que no hay quien lo abarque ni se aclare. Cada ambiente tiene su música y a ella acuden quienes les atrae esa y no otra.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad