"Mareas vivas, muertas: mareas humanas"

04.08.2018 | 04:45
María Eugenia Bueno Pastor

Las costas del sur hierven y no lo hacen por el turismo.
La marea es un fenómeno que se produce por el movimiento periódico de grandes masas de agua debido a la fuerza de atracción gravitatoria que ejercen las masas de la Luna y el Sol sobre la superficie de la Tierra. La altura de la marea o mejor dicho, su amplitud, varía en función de la posición de la Luna y el Sol con respecto a la Tierra. Cuando la Luna y el Sol se encuentran alineados con la Tierra, luna nueva o luna llena, es cuando se produce la mayor fuerza de atracción y por tanto las mareas son más altas y las pleamares son las de mayor valor, son las "mareas vivas". Por el contrario, cuando la Luna, la Tierra y el Sol forman un ángulo recto, la luna en cuarto creciente o cuarto menguante, es cuando la fuerza de atracción de la gravedad resulta mínima, siendo las mareas menores o "mareas muertas".
Pero al igual que sucede con la fuerza de la naturaleza, desde la antigüedad, nuestra Península Ibérica, también por otro tipo de atracción, ha sufrido de mareas. Las denominadas "mareas humanas".
Este ojo que observa asiste perplejo a este fenómeno migratorio, a este gran éxodo humano que pone en jaque, por dinero, la vida de nuestros semejantes. Ahora con las buenas condiciones meteorológicas, estas "mareas humanas" nos traen vida y muerte.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad