Este país de todos los demonios

01.08.2018 | 04:45
Alberto Estella

Estamos forjando y tolerando entre todos un Estado mas que garantista y protector, manifiestamente débil, como evidencian las noticias y las declaraciones o actitudes de algunos líderes. Y una sociedad blanda, sin jerarquías, malhumorada, reivindicativa de derechos y olvido de obligaciones. No es fácil digerir que los asaltantes a la valla tienen derechos humanos - evidente -,que parece que se desconocen a la Guardia Civil; que el presidente del gobierno dialogue con golpistas de cuello blanco, y les haga concesiones que son pan para hoy y hambre para mañana; en que se manipula hábil e impunemente el lenguaje (el ejemplo mejor, los "presos políticos"); en que se fia a cinco votos vascos – de conocida raigambre traidora -, soberanistas y antisistemas el sostenimiento de un partido de poco mas de ochenta diputados; o en que el Jefe del Estado tiene que recibir-soportar a un presidente de parlamento autonómico disfrazado no se sabe bien de que (eso si es facha, y de la peor), que a la salida va a despotricar contra el propio Estado, su representante, y todo lo ue le huela a sistema u orden. Este pais parece haber perdido el juicio, la mesura, el sentido común, las formas mas elementales de urbanidad, y el sentido del Estado.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad