Como monjas en el coro

11.07.2018 | 04:45
Alberto Estella

Lo repetía en el campamento un conmilitón: "Las monjas en el coro hablan de casar y dice la Abadesa, ¡hablar por hablar!". Los protagonistas del viejo refrán escenificaron ayer en la Moncloa un esperpento vellainclanesco, o si prefieren, de teatro del absurdo. El mastuerzo de Torra exigiendo el derecho de autodeterminación, que ni el frívolo y hortera de bolera Sánchez, ni Europa, ni el sentido común, pueden otorgarle. Pero ¡hala!, que siga la farsa, las fotos, el "diálogo", los medios, la fuentecita de Guiomar y Machado - pero que poético -, el insufrible protagonismo y, entretanto, los problemas de la gente, los nuestros (enseñanza, pensiones...), sin encauzar siquiera. La cosa acabó, lógicamente, como en el soneto de Góngora, "en tierra, en humo, en polvo, en sombra, en nada".
Dos efectos colaterales, sí. Uno para los dos traidorzuelos : el cabreo de los independentistas con su nada honorable Presidente, que fue a cobrar la factura – sin IVA -, de su apoyo en la moción de censura, y le creen converso al "vulgar" autonomismo (aunque Cataluña atesore las mayores competencias cedidas por una democracia occidental); y el de los socialistas sensatos con su Secretario General, al que tienen la sospecha de que si no le frenan (ya tuvieron que echarle una vez), sea capaz de desguazar España. Como monjas en el coro, ambos trataron de casorios imposibles.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad