Soraya Vs Casado

10.07.2018 | 04:45
M. Vicente

Son muchos días de campaña para un partido nada acostumbrado a elegir a través del sufragio a sus líderes y han sido muy ajustados los resultados de la primera vuelta de las primarias del PP, aunque no hay que negar que los afiliados prefieren a Soraya Sáenz de Santamaría que a Pablo Casado para presidir el Partido Popular, y es más que probable que si se preguntara a los votantes de una elecciones, también ganara la exvicepresidenta. Lo que ya no sé es si los compromisarios, que en la mayoría de los casos están próximos a lo que se conoce como el "aparato" del partido, es decir son cargos públicos, la balanza se incline por el exvicesecretario de Comunicación en el próximo Congreso o no, porque es imprevisible lo que pueden votar cuando la mayoría de los direcciones provinciales y regionales no han manifestado públicamente su voto.
Las empresas demoscópicas con nombre no se han atrevido a hacer ningún tipo de sondeo de un proceso tan complejo como es la elección a doble vuelta para elegir al futuro líder del PP, pero el sociólogo Narciso Michavila aventuraba los días previos a la primera vuelta que la candidata del votante del PP es Soraya, la del militante Casado y la de los compromisarios Cospedal. Esto último no lo sabremos nunca porque los afiliados la apearan el pasado jueves de la carrera. Está por ver qué pasará con los apoyos que obtuvo la exsecretaria general el pasado jueves.
Este fin de semana también se ha publicado un sondeo realizado durante la campaña de la primera vuelta y en él también recibe mejor valoración del votante del PP la exvicepresidenta que el exvicesecretario de Comunicación. Y curiosamente en la provincia de Castilla y León donde más estiman a Santamaría es en Salamanca.
Lo que dicen los expertos en sondeos de opinión es lo que estamos viendo, escuchando y oyendo en la calle estos días. Es lo que han dicho los militantes el pasado jueves, que son los que más cerca están de adivinar qué haría el posible votante del PP si se tratara de unas elecciones, que ciertamente no tiene por qué coincidir con lo que digan los 3.284 compromisarios el día 21 en el congreso del partido. Y es cierto que, tal y como establecen los estatutos del partido, podrán expresar libremente su opinión sobre qué candidato es su preferido para dirigir el PP. Pero si los delegados corrigen a los votantes, el partido quedará muy tocado, el líder saldrá cuestionado y los adversarios le podrán echar en cara al PP que para ese viaje de democracia interna, no hacía falta la parafernalia de un proceso tan endemoniado. Y si en estas primarias le ha costado al partido llevar a las urnas a poco más de 58.000 militantes, para la próxima que los dirigentes se ahorren la llamada.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad