Los ventrílocuos

03.07.2018 | 04:45
Juan Mari Montes

No es nada nuevo. Se han encontrado restos de ventriloquia en el arte de la arqueología hebrea o egipcia. Es decir, desde hace siglos existe gente con talento para la artimaña y el disimulo que gusta poner en boca de otros, lo que él mismo piensa y promociona con el vientre, sin que le veamos mover los labios.
Pero no nos marchemos tan lejos. Aquí mismo en Salamanca nació Wenceslao Moreno, a finales del siglo pasado aunque la mayor parte de su longeva vida artística la desarrolló en Estados Unidos, donde incluso ya centenario se le vio triunfando en programas de variedades. Uno, sin embargo, la primera que recuerda es Herta Frankel con su simpática perrita Marilyn. Herta venía de Viena pero se instaló en España en los años 40 y por aquí se quedó como uno de los personajes más habituales de aquella tele en blanco y negro. Pero efectivamente, el más famoso de todos los ventrílocuos españoles, ha sido José Luis Moreno, sobrino de nuestro señor Wences. Todo el mundo conoce a Monchito, Macario o Rockefeller. La brasa que nos han dado los tres a lo largo de tantos años desde distintos programas de televisión es colosal. Y por supuesto, Mary Carmen, la única que le ha hecho sombra en popularidad con su correspondiente colección de criaturitas: el león Rodolfo, el pato Nicol y sobre todo Doña Rogelia, esa anciana de voz y maneras un tanto cargantes.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad